6 C
Buenos Aires
martes, junio 25, 2024
spot_img

Morón: abrió sus puertas el nuevo sanatorio que reemplaza a la desaparecida clínica Constituyentes

Había dejado de funcionar hace casi 8 meses y un grupo económico se hizo cargo del establecimiento, que empezará a prestar servicio para PAMI y en poco tiempo más sumará a otras obras sociales. Trabajadores se manifestaron en las puertas en reclamo de los salarios adeudados y se llevaron la promesa de posibles reincorporaciones.

La clínica Constituyentes es historia. Uno de los establecimientos de salud más importantes de Morón dejó de existir y cerró sus puertas para siempre hace casi 8 meses. Pero la novedad es que hoy jueves una nueva etapa comienza en el centro sanitario, bajo un nombre distinto y con otro grupo económico al frente. En el medio, trabajadores que quedaron en la calle esperan con expectativas una solución a su indefinida situación.

Santa Clara es el nuevo sanatorio privado, que pertenece a la Red Basa, una empresa del grupo Olmos dedicada a la salud. Si bien se trata de un emprendimiento privado, el Municipio hizo fuerza para que el lugar reabra sus puertas debido a lo significativo que resulta el servicio que brinda para una vasta población: en principio brindará prestaciones a los beneficiarios de PAMI y en poco tiempo sumará a los afiliados de IOMA.

Mientras en el interior del establecimiento se realizó una breve ceremonia de inauguración del nuevo emprendimiento con la presencia de los responsables empresariales; del intendente Lucas Ghi y de la titular de Pami Morón Marina Cejas, afuera un pequeño grupo de trabajadores se manifestó e intentó llevarse una respuesta en torno a su situación, que quedó en la nada y con fuertes deudas de parte de la anterior administración. El jefe comunal le reveló a este medio que le pidió a los empresarios que contemplen la posibilidad de asegurarles una fuente de empleo.

José Manso, referente de esos empleados que de un día para el otro se quedaron en la calle, explicó a Primer Plano Online que consiguió reunirse hoy con las nuevas autoridades y se llevó la promesa de una posible contratación a futuro, pero con nuevas condiciones y sin hacerse cargo de la deuda anterior ni de la antigüedad. Un dato no menor: esas personas quedaron también al completo desamparo de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad (ATSA Hurlingham), gremio cuyo titular es Jorge D’Andrea y que se desentendió de la problemática de los trabajadores.

Detrás suyo, el cartel sostenido por un compañero que también se quedó sin trabajo mencionaba a Ramiro Britos y a Luis Videla como los responsables de haber dejado el tendal tras el cierre de lo que fue la clínica Constituyentes, un conflicto del que este medio informó en varias oportunidades. “Queremos nuestros puestos de trabajo. Quedamos 150 empleados y familias”, rezaba el escrito.

Nueva clínica Santa Clara en Morón

“Hace cinco años que venimos reclamando. Y hasta nos quedamos sin cobertura sindical. De los 500 que éramos inicialmente hubo gente que logró reinsertarse y conseguir trabajo y otros no. Ahora tuvimos una reunión cordial, hay interés de la empresa de tomar trabajadores que necesitan, pero esto es arrancar de cero, dejando atrás los años ya trabajados”, se sinceró Manso. No deja de ser una oportunidad de empleo en medio de la difícil situación en general para el sector y para la economía en general.

Lo que Primer Plano Online supo es que el encuentro con los nuevos propietarios fue de poco más de 15 minutos y la propuesta que recibieron fue concreta, siempre a futuro: que se organicen entre ellos y lleven sus currículums para ser considerados en las nuevas contrataciones. Ahí pesarán los antecedentes laborales y las trayectorias y arrancará otra relación laboral. Las deudas anteriores deberán seguir reclamándola a los antiguos patrones.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img