13 C
Buenos Aires
viernes, julio 19, 2024
spot_img

Se negó a declarar el joven acusado del crimen del motoquero en La Matanza: el video del brutal ataque

Es un caso similar al que sufrió el empresario Andrés Blaquier en Pilar, pero en una intersección en la que había personas caminando y huyeron al escuchar el balazo mortal. Sus restos están siendo velados en el sur del conurbano.

A Carlos Coronel lo fusilaron. Le pegaron un tiro a corta distancia que le provocó orificio de entrada por el omóplato y murió antes de poder ser asistido. Su agresor está detenido, pero la familia sabe que no actuó solo, sino que por las imágenes que trascendieron fueron varios los motochorros que lo abordaron.

La víctima tenía 55 años y era empleado de seguridad de la empresa Prosegur, dedicado a la custodia de camiones de caudales. El sábado por la tarde iba rumbo a un encuentro de motoqueros en Ruta 3 y Carlos Casares cuando, de repente, fue atacado por un sujeto que se descolgó de la parte trasera de otra moto y le gatilló a corta distancia.

Después, lo que ya publicó este medio ayer: la Policía siguió al asesino y lo detuvo a 20 cuadras. En su poder tenía un arma de fuego 9 milímetros (el arma homicida) y quedó detenido. Se trata de Emiliano Miguel González, de 19 años, quien se negó a declarar ante el fiscal Claudio Fornaro, de la UFI Temática Homicidios de La Matanza, quien solicitó formalmente su detención.

“Iba a un encuentro con otras motos. Su amigo cruzó en amarillo, a él lo agarró el cambio de semáforo y frenó. Ahí es cuando lo sorprendieron y lo fusilaron”, contó Azul, una de las hijas de Coronel. Al velatorio, que se está desarrollando en estos momentos en Remedios de Escalada, otro de los hijos de Carlos llegó con la moto que le robaron a su papá y luego recuperó la Policía. Estaba envuelta en una bandera argentina con la leyenda “justicia”.

Asesinaron a motoquero en La Matanza
El asesino del motoquero fue detenido a pocas cuadras del hecho tras una rápida persecución policial: huía en el rodado de la víctima

“Hizo como que lo iba a abrazar y le disparó prácticamente al lado”, agregó la joven mientras sostenía a su abuela, la mamá de Carlos, que llegó con un andador hasta la casa velatoria. Ahora, el reclamo de la familia está sobre el resto de los atacantes: aseguran que hubo otros cinco motochorros que eran cómplices del asesino.

El sindicado como autor del crimen enfrenta cargos por los delitos de homicidio criminis causa, robo agravado por el uso de arma de fuego y portación ilegal de arma de guerra, cuya pena en expectativa es perpetua. Sus restos, cuando la familia pueda cremarlo, serán dispersados por la ruta, esa que tanto le gustaba atravesar con su moto.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img