26.1 C
Buenos Aires
viernes, febrero 23, 2024
spot_img

Balearon en un testículo a vecino de Lomas del Mirador en un intento de robo

Ocurrió en la intersección de las calles Cabral y Mansilla. Como la víctima estaba en la puerta de su casa y alcanzó a meterse para escapar, los delincuentes directamente gatillaron dos veces: la bala ingresó por el glúteo y de milagro no le afectó órganos vitales.

Un vecino de Lomas del Mirador está “vivo de milagro” tras haber sido baleado en la puerta de su casa por motochorros que intentaron robarle el auto. La secuencia, fortuita desde todo punto de vista, sucedió en el momento en que la víctima salió a ver si había puesto el bolso para partir rumbo a su trabajo en un servicio de grúas. Sucedió en la intersección de las calles Sargento Cabral y General Mansilla, de la mencionada localidad de La Matanza.

Fui a abrir el auto para ver si ya había puesto el bolso, me volvía para adentro y me ponía una remera para ya irme al trabajo. Escucho que dobla una moto y frena con una coleada. Escucho que el de adelante dice la llave, la llave. Veo que saca de la cintura un arma, le dije que ‘no me tires, acá tengo la llave’, y revoleé la llave y ahí tira el primer tiro”, contó Hernán a El Noticiero de la Gente, de Telefe.

“Me sopló el alma”, agregó en referencia a ese proyectil, que no lo alcanzó a herir. Sin embargo, hubo un segundo gatillo ejecutado. “Lo único que me preocupaba era cerrar la puerta de mi casa, que no entraran, porque estaba mi familia, y cuando entro, siento el segundo disparo”, continuó el vecino.

Ese proyectil de un arma calibre .380, según lo dictaminado por los peritajes policiales, lo alcanzó a herir. Justo en ese momento el hijo de Hernán corrió para trabar la puerta, lo que terminó de poner en fuga a los motochorros, que finalmente no concretaron el robo.

Me entró por la parte baja de la cintura, salió por el aductor, impactó en el testículo derecho, y mitad del miembro sacó piel”, contó le víctima, todavía en silla de ruedas y afectado psicológicamente según sus palabras. “Lo quise hacer visible porque hay reuniones en el barrio por temas de seguridad, pero la Policía a veces está atada de pies y manos”, completó Hernán.

Por el hecho no hay detenidos. Al vecino recién hoy le dieron el alta.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img