18.7 C
Buenos Aires
miércoles, junio 12, 2024
spot_img

Un kiosco de barrio, cortina de una organización narco desbaratada en Ituzaingó

La banda monopolizaba la venta de cocaína y marihuana en la zona de San Alberto. A su vez contaba con una casa quinta de soporte logístico ubicada en Moreno. Como si eso fuera poco hasta tenían servicio de delivery y cobraban las operaciones con una reconocida billetera digital. Hubo cinco detenciones en total.

Tras una serie de allanamientos simultáneos ordenados por la Justicia Federal de Morón, cayó una banda narco que monopolizaba la venta de drogas en el barrio San Alberto, en Ituzaingó, y que también utilizaba un domicilio del centro de ese distrito y una casa quinta en Moreno para su operatoria.

Hubo en total seis detenciones incluida la líder de la organización, que cumplía arresto domiciliario por idéntico delito. Los procedimientos fueron en viviendas de las calles Haití al 3000, Aguaribay al 2300, Peredo y Bagnat, y Juncal al 800, en Ituzaingó; y Greco al 500 de Moreno. La organización operaba con varias modalidades, siempre para la comercialización de drogas ilícitas.

De hecho, en los operativos fueron incautados 780 envoltorios de cocaína listos para la venta y marihuana dispuesta en flores, cogollos, frascos y hasta en ladrillos. Fue más de un kilo la totalidad de lo incautado, además de una carabina calibre .22, 38 municiones de ese calibre, 120 mil pesos en efectivo, 13 celulares, tres balanzas de precisión y cuatro vehículos utilizados por la banda.

Comercializaban la droga y cobraban con Mercado Pago. Ya habían implementado una operatoria en el kiosco: los clientes transferían el dinero, mandaban el comprobante por WhatsApp y pasaban a retirar los encargos”, detalló un investigador.

Según pudo saber Primer Plano Online, el fruto de las ganancias que tenía la banda por la venta de drogas era llevado a una casa quinta en Moreno, en la zona del barrio Catonas. Además, contaban con la modalidad de entrega a domicilio tipo delivery, es decir, puerta a puerta.

“Tenían una producción de alta calidad. Al momento de los allanamientos estaban procesando lotes de marihuana con la propia producción de plantas de la banda”, completó el vocero consultado.

Personal de la delegación Morón de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas -con sede en Ituzaingó- estuvo a cargo de los procedimientos ordenados por el juez federal Martín Ramos y el responsable de la Secretaría Nº 1, Sergio Batista.

Los allanamientos contaron con el soporte logístico de agentes de la Estación de Policía de Ituzaingó, del Comando de Patrullas de ese distrito, y de la Secretaría de Seguridad local. Tras ser indagados por la justicia, los imputados quedaron detenidos acusados de comercialización de estupefacientes.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img