14.2 C
Buenos Aires
sábado, junio 15, 2024
spot_img

Se reactiva la causa contra L-Gante: detuvieron en Hurlingham a su cómplice la noche de los secuestros

Se trata de Daniel Emanuel de Marco, quien estaba con el músico en el auto en el que se llevaron privados de su libertad a Darío Gastón Torres y a Rosa Passi. Luego de varios impedimentos burocráticos, la Cámara de Apelaciones dispuso su detención, que fue concretada en las últimas horas por personal de la DDI de Moreno.

Se reactiva la causa contra el músico Elián Valenzuela, conocido popularmente como L-Gante: personal de la DDI de Moreno-General Rodríguez detuvo en las últimas horas al sujeto acusado de estar con el cantante en su auto la noche del 27 de mayo de 2023, cuando el intérprete de cumbia 420 se llevó secuestradas a dos personas.

Se trata de Daniel Emanuel de Marco, quien enfrenta cargos por los delitos de privación ilegítima de la libertad en concurso ideal con amenazas coactivas agravadas por el uso de arma en dos hechos, de los que fueron víctimas el empleado del Municipio de General Rodríguez Darío Gastón Torres y Rosa Catalina Passi.

A De Marco la Policía lo detuvo en una vivienda de la localidad de William Morris, en Hurlingham, sobre la calle Marqués de Avilés al 1400. “Se implementó un operativo de observación encubierta y, al detectar su presencia, se hizo efectiva la detención en la vía pública”, precisaron las fuentes consultadas para la elaboración de este artículo.

Causa contra L-Gante
De Marco fue cómplice del músico en ambas privaciones ilegales de la libertad, según la acusación del fiscal

El trámite para la detención del acompañante del músico fue impulsado por el fiscal Raúl Villalba, de la Fiscalía Nº 9 de General Rodríguez, quien instruye el expediente judicial con la colaboración de la Ayudantía Fiscal creada por la Fiscalía General de Moreno para mejorar la capacidad de respuesta. La causa central contra L-Gante ya fue elevada a juicio.

El funcionario judicial había solicitado la detención de De Marco, que cuenta además con antecedentes penales por tenencia de arma de fuego, pero el juez Gabriel Castro, titular del Juzgado de Garantías Nº 2, la había denegado. El Ministerio Público Fiscal insistió ante la Cámara de Apelaciones Departamental y consiguió aval para avanzar con la medida, considerada “clave” para el rumbo de la investigación.

Asimismo, el recorrido de Valenzuela en libertad espera definiciones. El fiscal recurrió el fallo que dejó en libertad al cantante y ese trámite se encuentra en la Cámara de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires a la espera de una decisión. Por lo pronto, con todos los elementos sobre la mesa, lo que resta es que se fije fecha para el juicio oral, a realizarse en Mercedes. L-Gante estuvo detenido más de 100 días en la causa y actualmente se encuentra en libertad, desde septiembre pasado.

QUÉ PASÓ AQUELLA NOCHE

Siempre según la acusación, todo se inició cuando Gastón Torres recibió un llamado en su celular de parte del músico con la amenaza de que iba a ir a buscarlo a su casa para matarlo a él y a toda su familia.

Luego de ello, siempre en el barrio Bicentenario de General Rodríguez, el cantante llegó al lugar a bordo de un BMW blanco cuyo dominio tenía prohibición de circular expedida por el Registro de la Propiedad Automotor Nº 3 de Morón, según consta en la causa, y mediante la utilización de un arma de fuego con un cómplice (De Marco) intimidó a la víctima a que se suba al rodado.

Luego se dirigieron a la casa de la segunda denunciante, Rosa Catalina Passi, a quien también obligó a subir al vehículo para realizar “un recorrido que se sostuvo por un lapso de aproximadamente veinte minutos, reteniendo a las víctimas contra su voluntad”, según la imputación en contra del cantante. Además, lo acusan de tenencia ilegal de estupefacientes, porque en los allanamientos le encontraron marihuana.

Según la hipótesis de la Fiscalía, el objetivo del secuestro de ambos fue obligar a que Torres “intercediera en un procedimiento que se estaba llevando a cabo por agentes de la Guardia Urbana de General Rodríguez” -sabiendo que es agente municipal- para que “dejen ir a los integrantes de su banda musical, ‘La 420’ que estaban siendo requisados” a la salida del boliche ‘Río’ (anteriormente se llamaba Wana).

Las víctimas fueron liberadas en la estación de servicio YPF ubicada en la intersección de avenida España y Bernardo Irigoyen, de General Rodríguez, una vez que L-Gante supo que sus amigos no tenían más problemas con la fuerza de seguridad local. Supuestamente, lo que pasó fue una pelea en el interior del local nocturno que continuó afuera con actos de vandalismo hacia un auto de un amigo del artista y luego el conflicto se trasladó a la casa del barrio Bicentenario, donde vive la mamá del artista, con Torres a la cabeza.

En su declaración, Valenzuela se defendió sin responder preguntas ante la Fiscalía Nº 9 del Departamento Judicial Moreno-General Rodríguez, pero explicó que la droga encontrada en su domicilio no le pertenecía y que al regresar a su vivienda se cruzó con Torres, su pareja y sus hijos, que lo insultaron cuando se acercó a dialogar con ellos con su auto.

Asimismo, aclaró que dejó a ambas personas en ese lugar porque había una remisería y hasta les dio cuatro mil pesos para que vuelvan a sus casas luego de “haber aclarado todo” dentro del vehículo. Después, se fue a dormir. En la lectura que hizo Elián ante la justicia, Torres es el jefe de Rosa Passi en el Municipio de General Rodríguez y amenazó a la mujer a dejarla sin trabajo si no realizaba la denuncia.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img