16.3 C
Buenos Aires
viernes, junio 14, 2024
spot_img

Policías mataron a delincuente en medio de un feroz enfrentamiento en Castelar norte

Fue luego de que efectivos que realizaban tareas de patrullaje observaran la huida de un auto a toda velocidad, que después se constató había sido robado y circulaba con una patente trucha. Los sospechosos intentaron esconderse en casas de familias de la zona, pero fueron rápidamente reducidos. Antes, un intercambio de balas por las calles.

Madrugada de terror para las familias que habitan una manzana de Castelar norte. En medio de un feroz tiroteo con la Policía, un delincuente murió y otros tres terminaron detenidos tras una persecución que se extendió por varias cuadras y la pretensión de los malvivientes de esconderse en las casas cuando la gente descansaba.

Fuentes policiales y judiciales informaron a Primer Plano Online que el hecho comenzó en la intersección de Santa Rosa y Pedro Goyena, en donde un móvil policial observó el paso de un Peugeot 208 con su dominio colocado, que al ver la presencia del patrullero inició una rápida fuga a toda velocidad. Luego se descubrió que le habían cambiado la patente al auto.

El rodado de la fuerza comenzó el seguimiento y la Policía implementó un operativo cerrojo para evitar que sus ocupantes escapen. El seguimiento continuó hasta la intersección de Los Indios y Zabala, de la mencionada localidad de Morón, donde los sospechosos abandonaron el rodado y comenzaron a correr. Sin embargo, no sólo se pusieron en fuga por sus propios medios: también dispararon contra los uniformados que los seguían.

Ese ataque derivó en un tiroteo con los oficiales, que repelieron la agresión. Fueron el sargento César Tapia Alba y su compañero Adán Pucheta quienes intercambiaron balas con los atacantes y todo terminó con uno de los ladrones fallecido tras recibir tres disparos: dos en el tórax y uno en el abdomen. Los voceros consultados lo identificaron como Héctor Fernando Zárate (29).

Además, en el interior del Peugeot estaba la patente original del vehículo, que por el sistema de alertas policiales de inmediato saltó que había sido robado ayer domingo a punta de pistola a su propietario en Haedo. Por lo tanto, tenía orden de secuestro vigente.

Pero no todo terminó allí, porque los otros tres ocupantes del rodado siguieron su huida hacia el interior de las viviendas de la manzana, lo que puso en alerta a las familias. En diálogo con Primer Plano Online, Jonathan, vecino de la cuadra Gobernador García al 2100, detalló que estaba durmiendo con su esposa cuando de repente escuchó gritos y pasos en el techo, por lo que de inmediato se comunicó al 911 para reportarlo.

“Se sentía una sirena de Policía medio a lo lejos, no en estas cuadras, así que me imaginaba que era una persecución. Yo tengo patio adelante y atrás vive mi hermano, así que cuando vinieron los policías les abrí para que rastreen. En un momento mi cuñada me mandó un mensaje diciéndome ‘Johnny, están acá’, y me cuenta que hay dos delincuentes. Le escribí a mi vecina que estaba afuera, le avisó a la Policía y la verdad que actuaron bárbaro”, contó el vecino.

Tiroteo en Castelar norte

Es decir, a dos de los malvivientes los detuvieron en el interior de su casa, pero faltaba un tercero. “Lo agarraron a la vuelta, sobre la calle Zabala. Después pasó el fiscal por acá por mi domicilio y le contamos todo lo vivido. Uno muchas veces se queja de la Policía, pero acá nos sentimos cuidados. Actuaron rápido y fue bastante profesional el manejo de la situación”, completó Jonathan.

Los voceros confirmaron que los tres detenidos son Gonzalo Alejandro Monserrat (30), Ezequiel Leandro Monserrat (26) y Pablo Leonel Aquino (26). Los tres quedaron a disposición del fiscal Fernando Siquier Rodríguez, de la UFI Nº 8 de Morón, que trabajó en el lugar durante toda la madrugada junto al jefe de la Estación de Policía, Miguel Delgadillo. Y todos tienen antecedentes policiales: se investiga si estuvieron involucrados en un homicidio ocurrido hace dos meses en Ramos Mejía en ocasión de robo.

El funcionario dispuso que las pericias oficiales queden a cargo de Gendarmería Nacional y que el armamento del personal policial quede secuestrado para cotejar las balas halladas en el enfrentamiento, aunque no adoptó ningún temperamento con los oficiales, que actuaron en cumplimiento del deber.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img