14.2 C
Buenos Aires
sábado, junio 15, 2024
spot_img

Murió otra embarazada en la clínica Agüero de Morón y la familia denuncia mala praxis

María Constanza Ramírez tenía 37 años y era mamá de una nena de 13 y de un varón de 16. El chiquito que nació fue su tercer hijo, pero ella falleció en circunstancias que ya investiga la justicia. El año pasado, dos médicos de ese centro de salud fueron condenados por la muerte de una parturienta y su bebé.

María Constanza Ramírez tenía 37 años y era mamá de Alejo (16) y de Francesca (13). Estaba esperando el nacimiento de su tercer hijo y murió en la clínica Agüero, de Morón, en circunstancias que su familia pidió a la justicia que investigue. Sus allegados están atravesados por el milagro de la vida y la conmoción por una muerte de la que no entienden razones.

Su hermano Federico le contó vía telefónica a Primer Plano Online que la mujer fue al centro asistencial “para realizarse un control de coagulación de la sangre”, es decir, algo de rutina. “Tenía programado un parto natural, porque era un embarazo normal y ya estaba a término”, agregó el muchacho, quien refirió que era una gestación “sin dificultades” y “con el seguimiento propio de la edad”.

“Yo estaba en la escuela dando clases, me empezaron a llegar de felicitación que era tío nuevamente, pero de repente cambiaron el tono y empezaron a pedirnos que vayamos urgente a la clínica que ella estaba mal”, explicó Federico. Blas, el bebé en cuestión y que lleva el doble apellido de mamá y papá, había nacido y estaba en perfecto estado. Su madre no.

Muerte de embarazada en la clínica Agüero de Morón
Jorge y Constanza cuando todo era felicidad: hoy él se divide entre la llegada de su hijo y la pérdida de su mujer

¿Qué fue lo que pasó? Es lo que la familia no sabe y pretende tener respuestas para conseguir alguna certeza. “Ella murió desangrada. Algo hicieron mal, necesitamos saber qué pasó. Pudimos hablar con una médica y no nos pudo explicar qué le sucedió. Lo que sospechamos es que forzaron la cesárea para después cobrar la cirugía”, reflexionó Federico.

El marido de Constanza, Jorge Eduardo Sánchez (43) alcanzó a ver a su pareja cuando la trasladaban a terapia intensiva. “Creemos que la llevaron ya muerta”, estimó el hermano de la mujer, que todavía no puede creer lo sucedido y reparte sus días entre el trabajo, el cuidado del pequeño Blas y la contención de su cuñado y de su sobrina, que “llora desconsoladamente todas las noches pidiendo por su mamá”.

En medio de la incertidumbre y el dolor, la familia radicó la denuncia de rigor en la comisaría 1ª de Morón. El expediente tramita en la Fiscalía Nº 4 de ese Departamento Judicial, que instruye actuaciones por averiguación de causales de muerte.

La familia de la fallecida, oriunda de Ciudad Evita, en La Matanza, cuenta con el asesoramiento de un abogado amigo, quien les confirmó que la justicia secuestró la historia clínica y ordenó la realización de la autopsia para que quede plasmado el motivo del deceso.

QUÉ DIJO LA CLÍNICA Y LOS ANTECEDENTES

Desde la clínica Agüero contestaron la inquietud de Primer Plano Online sobre el caso, pero con la limitación propia de una investigación en marcha.

Muerte de embarazada en la clínica Agüero de Morón

Toda la clínica está muy triste por el fallecimiento de María Constanza y lamentamos muchísimo su pérdida, a pesar de todos los esfuerzos que realizaron nuestros equipos médicos. Como corresponde, estamos a disposición de la justicia para que pueda realizar todas las investigaciones necesarias”, manifestaron desde la institución.

“Por respeto a la familia, no seguiremos comentando sobre este tema, pero estamos siempre a disposición por cualquier inquietud. Las cuestiones médicas y el estado en que llegó la paciente no creemos prudente mencionarlos”, completaron.

La madre de Constanza y una hermana suya se presentaron en el expediente como particulares damnificados para poder ejercer el control de las pruebas que se puedan generar, proponer medidas y estar al tanto de los movimientos. Está claro que a partir de ahora comienza un recorrido de pericias médicas para poder determinar si hubo mala praxis o qué factor incidió en la muerte: si fue alguna patología previa o errores médicos.

“Todos los estudios dan cuenta de que era un embarazo sano, que no había riesgo nada”, cerró Federico. ¿La hemorragia que padeció Constanza pudo ser por una causa natural o se produjo por algún actuar negligente de parte del equipo médico? Es la gran pregunta a develar en la investigación.

Como informó Primer Plano Online, el año pasado dos médicos de la clínica Agüero fueron condenados por la muerte de Mariela del Valle González, quien atravesaba su semana 34 de gestación, acudió dos veces al establecimiento por un malestar general y terminó muriendo primero la criatura y luego ella.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img