18.8 C
Buenos Aires
sábado, junio 15, 2024
spot_img

Marcharon para reclamar seguridad en Morón sur tras una serie de robos que no tiene fin

Familias de la zona se concentraron en la esquina de Weizman y Juan Maza e hicieron saber de su hartazgo frente al delito que enfrentan a diario. Motochorros o delincuentes caminantes ponen en jaque la tranquilidad del barrio: exigen más patrullaje y medidas efectivas contra la inseguridad.

El mensaje no es difícil de comprender, porque está envuelto en una palabra de nueve letras: seguridad. Se oyó a 20 cuadras del centro del distrito, en Morón sur, zona cuya jurisdicción pertenece a la comisaría 1ª, y en donde los delitos se suceden a diario.

Lo encabezó Juan Forti, un vecino que padeció cuatro robos en los últimos diez años, y el domingo pasado fue víctima de un brutal asalto en la puerta de su casa, cuando guardaba la Renault Sandero Stepway junto a su nieto. “A mí me robaron el domingo, se viralizó el video, vinieron algunos medios a casa. Tiraron un disparo al aire para amedrentarme, me golpearon en la cabeza con un arma y se lo llevaron”, señaló el hombre asaltado en conversación con Primer Plano Online.

Y siguió: “el lunes intentaron robarle a un comisario retirado, le pegaron un tiro en la pierna y mató a uno de los ladrones”, subrayó. De ese caso dio cuenta este medio a pocas horas de sucedido. “Cuando fui a hacer la denuncia me dijeron que la solución sería achicar la cuadrícula, pero como no hay efectivos no pueden hacerlo. Se concentran en la zona de supermercados por miedo a posibles saqueos”, agregó.

En la movilización de ayer, en la que estuvo acompañado por un centenar de personas, Juan pudo hablar con el jefe de Calle de la comisaría central de Morón, pero la respuesta con la que se quedó no lo satisfizo. “La verdad que no fue nada bueno. Nos dijo que teníamos que concurrir al Foro de Seguridad del Municipio de Morón y ahí hacer el reclamo”, se sinceró.

Por lo pronto, tanto Juan como la gente que participó de la manifestación pide un encuentro con autoridades municipales del área de Seguridad para poder plantearle estos reclamos mano a mano. “Con la Policía no hay llegada, salvo que vayamos en manifestación a cortar las calles céntricas”, indicó el vecino. En la zona hablan de “zona liberada” pero no a propósito sino por falta de personal policial para la cobertura total del barrio.

En su discurso ante el Concejo Deliberante de ayer, el intendente Lucas Ghi hizo referencia a lo que considera el “principal y legítimo” reclamo de la comunidad, que es el de “seguridad para poder vivir en paz”. Y asumió el compromiso de que las partidas previstas en el presupuesto local para el combate contra el delito no se verán afectadas por el recorte de fondos que sufrió la provincia de Buenos Aires.

“Debemos doblegar esfuerzos como lo venimos haciendo para garantizar patrullajes, mejor monitoreo, fuerza de seguridad bien equipadas, buena iluminación en todos los espacios públicos, mirar con atención lo que pasa en el transporte y al mismo tiempo debemos fortalecer la capacidad del Estado de intervenir para evitar la compraventa ilegal que es el destino de gran parte de los bienes robados”, sentenció el jefe comunal.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img