20.3 C
Buenos Aires
sábado, junio 15, 2024
spot_img

Lo acusaron de golpear a una mujer en Hurlingham, pero era inocente: la justicia lo sobreseyó

El episodio ocurrió el 10 de diciembre del año pasado a la salida de la sociedad de fomento ‘El Destino’, en William Morris, y la víctima sufrió fractura de costilla, entre otras lesiones de gravedad. Sin embargo, todas las evidencias recopiladas no les permitieron a los investigadores determinar quién fue el agresor.

Se terminó el calvario que vivió durante casi medio año un vecino de Hurlingham que estuvo detenido y procesado por un delito que no cometió. A Carlos Emanuel González (44) la justicia de Morón lo sobreseyó luego de determinar que no fue el autor de una golpiza en el que una mujer terminó con las costillas fracturadas a la salida de una sociedad de fomento en William Morris.

El hombre, que además es empleado del Municipio, fue acusado de ser el autor de una agresión contra Noelia Rita Vélez, la joven que terminó, además de la lesión mencionada, con un neumotórax y policontusiones varias. Por eso el sujeto en cuestión estuvo privado de su libertad durante una semana y excarcelado con una caución real.

La reyerta se originó el 10 de diciembre pasado a las 5 de la madrugada en las afueras de la sociedad de fomento ‘El Destino’, en William Morris, justo en la intersección de las calles Sargento Fariña y Cuzco. Los motivos de la pelea jamás se pudieron establecer por “la cantidad de mentiras que dijeron” las personas que denunciaron el hecho. Así lo precisó una fuente de la investigación consultada por Primer Plano Online.

Absolvieron al acusado de golpear a mujer en Hurlingham
La resolución judicial firmada por el juez de Garantías Ricardo Fraga

“Nadie lo vio pegar y no había ninguna prueba en su contra”, completaron los voceros. Por ese motivo, la fiscal Valeria Courtade, de la Fiscalía Nº 3 de Morón, desistió de la acusación y pidió al juez de Garantías Ricardo Fraga que sobresea a González, cosa que finalmente el magistrado realizó. “La acusación no podrá formularse y el proceso deberá cerrarse con el sobreseimiento”, fue la conclusión de ambos funcionarios.

Es más: las contradicciones en el expediente fueron tantas que no se logró avanzar en la individualización de quiénes atacaron y le produjeron las heridas a Vélez. Y, como si eso fuera poco, al propio González lo agredieron de tal modo que la camioneta con la que había ido hasta el lugar a buscar a sus hijas aún la tiene rota. “Un hombre me tiró un fierro o algo así y otro me quiso pegar un puntazo a la altura del ojo”, declaró en sede judicial.

Incluso la hermana de la víctima de ese ataque no pudo posicionar a Carlos González como el autor del hecho investigado, sino que “lo mencionó a raíz de dichos de vecinos y suposiciones en relación a su vehículo particular y contextura física”, determinó el juez en su resolución.

Y un último dato tomado por la justicia para quitar al acusado del expediente aún en trámite: otra testigo describió al atacante vestido con una chomba “azul con rayas blancas”, mientras que las cámaras de seguridad de la cuadra consignaron que González llevaba puesta “una remera color verde con inscripciones blancas”. “Ni la víctima ni la testigo del hecho han podido fehacientemente describir a los agresores”, concluyó el magistrado.

En diálogo con Primer Plano Online, el abogado Andrés Viviano Hidalgo, representante legal del ahora sobreseído, destacó que su cliente “siempre colaboró con la justicia”. “Llegó a perder su libertad ambulatoria por algunos días al presentarse voluntariamente para estar a total disposición de la fiscalía y así poder demostrar su inocencia”, finalizó.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img