18.5 C
Buenos Aires
miércoles, junio 12, 2024
spot_img

Las obras paralizadas en Morón y la idea “demagógica” de un intendente vecino

Tres escuelas, dos puentes vehiculares sobre las vías del tren Sarmiento en Haedo, y las viviendas del plan Procrear de El Palomar son emblemas de los fondos que la comuna dejó de recibir. Pero no sólo se limita a trabajos en marcha: también se cortó el flujo de montos destinados a bacheo, a seguridad y al recambio lumínico, con convenios ya firmados.

“Hay una enorme cantidad de obras paralizadas que son muy emblemáticas”. El secretario de Gobierno de Morón, Diego Spina, enumeró cuáles son los proyectos que quedaron sin terminar en el distrito desde la llegada al poder de Javier Milei, que canceló por completo los fondos destinados a esas ejecuciones, ya comprometidas de antemano y con contratos firmados y vigentes.

En diálogo con Adrián Noriega en la emisión semanal del programa periodístico Primer Plano por el canal Somos, de Flow, el funcionario detalló que se frenó la construcción del nuevo edificio de la Escuela Nº 50, de Castelar sur; las viviendas del plan Pro.Cre.Ar en El Palomar; los establecimientos educativos 43 y 48, a cuyas comunidades se les había garantizado para este año; y, entre otras varias, los puentes vehiculares que cruzan las vías del tren Sarmiento en Haedo.

“Todo eso está parado, pero también los convenios que teníamos firmados para llevar a cabo el plan de bacheo y asfalto y la compra de luminarias LED para reconvertir el parque lumínico. Esos eran fondos del Estado Nacional, y han logrado imponer también esto ‘háganse cargo ustedes’. Tampoco nos están llegando los fondos destinados a un tema muy sensible, que es la seguridad, que eran los fondos para la compra de patrulleros”, indicó Spina.

“Entonces no hay plata para educación, no hay plata para seguridad, no hay plata para obra pública. Ese es el no hay plata de Milei que estamos sufriendo los moronenses”, se quejó el secretario, que también aprovechó la entrevista para diferenciarse del intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, quien expuso públicamente su idea de que sean los privados los que finalicen las obras inconclusas.

Nosotros tenemos infinidad de experiencias de políticas mixtas, público-privado. El Parque Industrial Tecnológico Aeronáutico Morón (PITAM), el histórico desarrollo del Parque Industrial La Cantábrica también es una muestra de que lo público y lo privado pueden articularse para generar el beneficio para la comunidad”, describió Spina, aunque aclaró que lo que está en debate acá es otra cosa: el rol del Estado.

“Las viviendas del Pro.Cre.Ar tienen una función social, y es que puedan acceder aquellas familias que no lo logran a través, por ejemplo, de un crédito hipotecario. Entonces, si vos le das a un privado que las pueda desarrollar, tenés que darle al posible beneficiario la posibilidad de acceder a un préstamo. Porque hoy, ¿quién tiene 150 mil dólares, 200 mil dólares para acceder a una vivienda?”, se preguntó.

La idea de decir ‘déjenmelo a mí, que yo me encargo de traer a los privados’, es bastante demagógica, porque el problema no es el empresario que lo termine sino el ciudadano que la pueda habitar. Nosotros pensamos en el ciudadano y la ciudadana que hoy no tiene casa y la tiene que tener, principalmente las nuevas generaciones. Para eso está el Estado”, finalizó.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img