18.8 C
Buenos Aires
sábado, junio 15, 2024
spot_img

Las 20 obras paralizadas por Nación en Morón que obsesionan a Lucas Ghi

La esperanza está centrada en el arribo de Guillermo Francos a la Jefatura de Gabinete. Las 230 viviendas a punto de terminar en el marco del plan Procrear de El Palomar, entre las prioridades por el avance que ya experimentó la construcción. La operatoria que piensa con el sector privado en caso de que la administración de Javier Milei mantenga su negativa.

Hay de todo: agua corriente, el Centro Interuniversitario, una escuela, un jardín de infantes, los puentes vehiculares sobre las vías del tren Sarmiento y el plan Pro.Cre.Ar. en El Palomar, entre otras. Y una decisión política, que se conoció desde antes pero se confirmó el 10 de diciembre: como “no hay plata”, se termina la obra pública financiada por el Gobierno nacional.

En Morón por estas horas el intendente Lucas Ghi aceita contactos con la administración libertaria con la finalidad de poder darle una vuelta de rosca a esa parálisis, que provoca además el deterioro de lo ya construido por falta de mantenimiento. Es decir, un descuido incluso de los importantes montos en pesos invertidos por el Estado.

“Son casi 20 obras, con distintos niveles de desarrollo, algunas próximas a terminar como las viviendas del Pro.Cre.Ar. y otras con un nivel de avance más incipiente, pero en todos los casos cada día que pasa implica un deterioro al capital invertido por el Estado Nacional”, reflexionó el jefe comunal en una entrevista con Adrián Noriega en el programa periodístico Primer Plano por el canal Somos, de Flow.

“También una enorme contradicción sentarse arriba de la caja diciendo ‘voy a cuidar el erario público’ y mientras eso sucede el stock general de obra pública que estaba en curso en la nación se va degradando”, agregó Ghi a propósito de una de las máximas libertarias. El intendente, de todos modos, guarda la esperanza que la reformulación del Gobierno nacional y la llegada de un hombre de la política como Guillermo Francos a la Jefatura de Gabinete permita modificar el orden establecido.

“A esta altura uno no aspira más que a terminar con lo que está en curso si van a sostener su negativa a la obra pública. En lo que se trata de obra pública nueva, tendremos los municipios y las provincias a ver cómo nos las ingeniamos para llevar adelante nuestro plan de gobierno, pero al menos la que está en curso terminarla”, se sinceró el mandatario.

ALIANZA CON EL SECTOR PRIVADO

A finales de enero de este año estaba prevista la entrega de las primeras 230 viviendas que se edifican en el complejo de El Palomar sobre un total de 600 unidades habitacionales. Que la fecha haya sido esa da cuenta de lo poco que restaba para concretar el tramo original del nuevo barrio. “Me niego a pensar que eso pueda quedar así”, afirmó Ghi. Es decir, busca por todos los medios que no sea una zona fantasma.

A las familias que iban a ocupar las construcciones se les postergó el sorteo mediante el cual iban a ser adjudicadas y quedó latente su inscripción al programa. El resto de las casas también estaba previsto en el plan original que sean entregadas en el primer semestre de 2024, con lo cual a esta altura ya estaría todo finalizado.

“Yo aspiro a que sea eso, sólo un paréntesis de un gobierno que administra una transición que ve que sostener esto en el tiempo es una torpeza”, enfatizó Ghi en la entrevista, en la que también reveló que no está de brazos cruzados frente al parate: ya diseña un sistema para poder completar esa obra en particular, que le permitirá incluso al Gobierno nacional recuperar gran parte de lo ya invertido.

Se trata de una operatoria entre algún banco en condiciones de dar un préstamo hipotecario y la propia familia adquiriente, en donde el Estado local y el sector privado finalicen las edificaciones con una ingeniería administrativa, jurídica, financiera que garantice, por un lado, el acceso a la vivienda a quien pueda pagarla en el largo plazo y, por el otro, que se reactiven los trabajos.

“Eso es posible, pero necesito es tener la responsabilidad administrativa de llevarla adelante y que hoy no la tengo. Hay una posibilidad de repago inmediata a diferencia de otras obras, donde no existe un sujeto que tenga voluntad de pagarte, como el caso de un puente, por esa prestación. Y con el mismo espíritu que persigue Pro.Cre.Ar., que también es un crédito hipotecario”, explicó el intendente.

Sería, de alguna manera, darle la posibilidad a familias en déficit habitacional de que cambien la plata de lo que hoy destinan a un alquiler a pagar la cuota de una vivienda que le quedará para siempre en su poder. “Hay que terminar de resolverlo en función de los actores, pero se puede hacer, es posible”, concluyó Ghi.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img