18.8 C
Buenos Aires
sábado, junio 15, 2024
spot_img

La familia del colorista asesinado en Recoleta contra la peluquería: “siguen trabajando arriba de la sangre de Germán”

Exigen respuestas de las autoridades policiales y judiciales: de cumplen dos meses el episodio que estremeció al país y Abel Guzmán sigue prófugo. Anoche empapelaron el comercio de Facundo Verdini, en donde se produjo el asesinato: creen que el dueño del comercio también tiene responsabilidades.

A dos meses del estremecedor crimen de Germán Medina, el colorista oriundo de Morón asesinado de un disparo en la cabeza en la peluquería de Recoleta en la que trabajaba, su familia insiste con el pedido de justicia y que encuentren a Abel Guzmán, el sujeto que quedó filmado gatillando contra su compañero la bala mortal.

“Tenemos la esperanza de que esté vivo, que lo encuentren y que pague por lo que hizo”, señaló Marina, hermana de la víctima fatal, a Primer Plano Online. Lamentan en el entorno de Germán que la orden de búsqueda hacia Interpol haya sido “tardía”, con lo cual consideran que le dieron tiempo para la fuga incluso del país. Hubo un dato que después se confirmó era falso: un llamado alertó sobre su presencia en Montevideo, Uruguay, pero eso ya fue desestimado.

Según lo reconstruido por la justicia, y en base a la información que reveló Marina, sólo dos cámaras tomaron la huida de Guzmán tras el crimen a sangre fría: una ubicada en la esquina de Sánchez de Bustamante y Berutti a las 20.15 de aquel fatídico 21 de marzo y la otra a las 20.18, tres minutos después, en la intersección de Pueyrredón y Corrientes, a 17 cuadras de la peluquería. Es una distancia amplia como para recorrerla a pie en apenas 180 segundos.

“Eso nos despierta muchas sospechas, porque supuestamente la Ciudad Autónoma es el lugar más monitoreado y sólo dos cámaras lo tomaron. Es realmente muy raro”, se sinceró la hermana de Germán. Para mantener vivo el reclamo por justicia anoche empapelaron el ingreso al comercio, propiedad del estilista Facundo Verdini (oriundo de Hurlingham), con papeles que evocan al trabajador asesinado.

Crimen de Germán Medina
«Siguen trabajando arriba de la sangre de Germán», cuestiona la familia del colorista asesinado sobre el comercio en donde todo pasó

Todavía no sabemos por qué lo mató. Pero lo que sí tenemos claro es que había un ambiente y un clima laboral tenso, que es responsabilidad del propietario. Por eso creemos que Verdini también es responsable de lo que pasó. Después de que Germán murió nos dimos cuenta de las pésimas condiciones en las que estaba contratado”, enfatizó Marina.

Por Abel Guzmán, el asesino que quedó filmado, ofrecen cinco millones de pesos de recompensa para quien aporte datos que permitan dar con su paradero. La causa tramita ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 48, a cargo del juez Javier Sánchez Sarmiento, y está caratulada como homicidio.

Como se recordará, todo ocurrió el pasado 21 de marzo en la peluquería en que víctima y asesino compartían trabajo en medio de una conversación de la que participaban otras personas. En esas circunstancias Guzmán extrajo un arma de su cintura y disparó contra Medina, al que le asestó un proyectil en la cabeza, lo que provocó su muerte en el acto. Desde entonces no se sabe nada del tirador.

“Nosotros como familia estamos como podemos. Hacemos lo que podemos, pero que nadie sepa nada del asesino es desolador. De todos modos no nos vamos a quedar de brazos cruzados: no vamos a permitir que el crimen de Germán quede en la nada”, cerró la hermana del colorista.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img