18.7 C
Buenos Aires
miércoles, junio 12, 2024
spot_img

El milagro de Jéssica Díaz: la mujer policía baleada en La Tablada recibió el alta médica

En paralelo a la buena noticia sobre su estado de salud los investigadores lograron detener al último de sus atacantes, que es el único mayor de edad de la improvisada banda delictiva: lo arrestaron en medio de un intento de fuga de película, en el que se arrojo desde un tercer piso con chaleco antibalas colocado.

Jéssica Díaz, la oficial de la Policía de la Ciudad baleada en el pecho tras enfrentarse con motochorros que le intentaron robar el auto en la puerta de la casa de sus padres en La Tablada, es protagonista de un verdadero milagro: recibió el alta médica y ya está con sus hijos.

La mujer se recuperó del disparo ejecutado a corta distancia por los atacantes, que actuaron en dos motos y huyeron sin robar nada por la resistencia de la víctima, que los tiroteó con su arma reglamentaria. Estuvo en grave estado luego de la herida, fue operada y superó incluso la conexión a un respirador mecánico.

Con las curaciones y los cuidados de rigor, Díaz ya recibió el alta del hospital Italiano de Buenos Aires, en donde estuvo internada. Ahora le espera un nuevo tiempo de rehabilitación para volver a trabajar, pero al menos les devolvió a sus padres la hija que temieron perder y a sus hijos la mamá a la que vieron en riesgo.

Mientras, en medio de un procedimiento cinematográfico fue detenido el cuarto y último sospechoso por la balacera que pudo ser mortal. Se trata del único de los sujetos que integraba esa improvisada banda delictiva que es mayor de edad (19), y que ya está a disposición de la justicia.

Fuentes de la investigación precisaron a Primer Plano Online que el malviviente es Raúl Alejandro Cortez, alias ‘Rauloncho’, quien está sindicado de haberle disparado a la joven agente. Al malviviente lo tenían cercado: lo buscaron en varias viviendas del barrio José Ingenieros de La Matanza y finalmente lograron dar con él, aunque reducirlo no fue cosa sencilla.

Logró evadir el ingreso del Grupo Táctico de la DDI La Matanza al monoblock en el que se encontraba arrojándose desde un tercer piso hacia el edifico lindante, pero fue detenido por el resto de los efectivos que participaron del procedimiento”, reveló un investigador.

En su poder ‘Rauloncho’ tenía colocado un chaleco antibalas y en la cintura llevaba una pistola calibre .9 milímetros. En la terraza de un edificio lindero cayó en manos policiales, que no le dejaron escapatoria.

Ahora el joven quedó a disposición del fiscal de Minoridad Pablo Insúa, que instruye actuaciones bajo cargos de homicidio criminis causa en grado de tentativa agravado por ser la víctima personal policial, robo agravado por el uso de arma de fuego y por haber sido en poblado y en banda con la participación de menores de edad, también tentado, porque a Jéssica no alcanzaron a robarle nada.

En principio para la justicia está esclarecido, con la medida de seguridad dispuesta para el adolescente de 15 años que la misma noche del ataque fue llevado el hospital Balestrini por un familiar con la versión falsa de que lo balearon en un intento de robo; otro de 16 y el restante de 17, que ya están alojados en un instituto de máxima seguridad.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img