17.3 C
Buenos Aires
jueves, julio 25, 2024
spot_img

El instante en que Alejo Oroño fue apuñalado en Hurlingham y el drama de un hombre víctima de violencia

Alejo Oroño (22) y Nadia Estefanía Navarro Montenegro (23) no habían roto su vínculo: seguían siendo pareja. Así lo confirmó hace instantes vía telefónica a Primer Plano Online Leonel, hermano del muchacho asesinado el miércoles de madrugada en Villa Tesei.

Por ese motivo, la familia está pidiendo el cambio de calificación judicial y exige que sea considerado como un caso de violencia de género, es decir, un homicidio agravado por el vínculo. Alejo y Nadia no vivían en la misma casa pero compartían el amor por una criatura de tan solo 18 meses, que el muchacho crió desde el nacimiento como propio.

“Era una relación jodida. Ella lo golpeaba mucho a mi hermano, que no se animaba a hacer la denuncia. Un día fue a la comisaría pero no se la tomaron, y después no insistió”, narró Leonel, que espera por poder velar a Alejo una vez que la justicia disponga la entrega del cuerpo.

La pareja estuvo distanciada un tiempo pero habían retomado la relación, principalmente por el amor del nene. Alejo no se llevaba bien con su suegra, y después de convivir un tiempo alquilando Nadia volvió a la casa de su mamá, entonces él se tuvo que ir a la casa familiar. “No lo dejaban ver al nene”, reveló Leonel, siempre en conversación con Primer Plano Online.

El martes a la noche, Nadia lo llamó y fueron a comer pizza. Ahí discutieron y el muchacho se fue a tomar algo sólo a un kiosco que está abierto las 24 horas. Ya entrada la madrugada, la mujer volvió a aparecer, vuelven a discutir y se observa cómo Alejo permanece con las manos atrás, hasta que ella saca un cuchillo Tramontina y se lo clava en el pecho. La puñalada fue letal.

Hurlingham: detienen a una mujer de 23 años acusada de asesinar de una puñalada a su exnovio

“Me apuñalaste, hija de puta”, gritó el joven. Esa frase fue oída por su tío, que trabaja en una remisería cercana al lugar del hecho, sobre la calle Marqués de Avilés casi Bustamante. El hombre cargó en el auto a Alejo y se lo llevó al hospital San Bernardino, ya inconsciente. Al llegar al nosocomio intentaron reanimarlo, pero los médicos nada pudieron hacer.

En eso, la prima de Oroño, Gisela, recibió un llamado telefónico de Nadia, que quería saber cómo estaba su pareja, a quien terminaba de acuchillar. Quería el número del tío de Alejo, pero a partir de ese llamado la Policía logró identificarla. En la mochila que llevaba consigo le encontraron el arma homicida. Desde entonces está detenida, se negó a declarar y seguramente estará varios años en prisión.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img