11.5 C
Buenos Aires
martes, julio 23, 2024
spot_img

Venganza narco, un joven baleado y una banda desarticulada en Moreno

César Ariel Olguín (24) recibió un disparo en el abdomen que lo dejó agonizando: pelea por su vida en el hospital Mariano y Luciano de la Vega. Fue en las puertas de un bunker con el que la organización delictiva monopolizaba la venta de drogas en la zona. Hay dos detenidos y varios integrantes más de la gavilla identificados.

Un joven de 24 años pelea por su vida luego de ser baleado por una banda delictiva en lo que la justicia logró establecer que fue una venganza narco perpetrada por una organización que controlaba la venta de estupefacientes en la zona de Cuartel V, en Moreno.

César Ariel Olguín (24) recibió un disparo en el abdomen que le provocó heridas de gravedad. Desde hace una semana está internado en el hospital Mariano y Luciano de la Vega con un cuadro crítico. El proyectil dañó órganos vitales y su vida corre serio peligro.

Los motivos del sangriento ataque fueron establecidos luego de tareas de campo realizadas por personal policial con la supervisión del fiscal Federico Soñora, de la UFI Nº 4 del Departamento Judicial Moreno-General Rodríguez.

Fuentes de la investigación detallaron a Primer Plano Online que se trató de una venganza contra el muchacho: “era soldadito de la banda, lo acusaron de quedarse con algo que no le correspondía, se alejó de la organización y intentó volver lo balearon”.

Testigo de identidad reservada permitió desbaratar a la banda narco

Una vez internado Olguín, un testigo de identidad reservada se presentó ante los investigadores y describió la operatoria de la organización, quiénes eran sus responsables y los lugares desde donde comercializaba las drogas ilícitas.

“Esa tentativa de homicidio está estrictamente vinculada al narcomenudeo, y tiene tintes de venganza”, reflexionó un vocero de la pesquisa. Entonces se determinó que uno de los domicilios en donde la organización acopiaba la sustancia está ubicado en la calle Sargento Cabral, casi esquina Fray Luis de León.

En ese bunker hubo dos detenidos y el secuestro de un arma de fuego con la que se cree balearon a Olguín: es una pistola calibre .9 milímetros con 15 municiones en su cargador lista para ser utilizada. En el allanamiento ordenado por la jueza de Garantías Adriana Julián incautaron cámaras de seguridad y de monitoreo permanente que utilizaban los denominados ‘soldaditos’ para llevar a cabo la venta ilegal de estupefacientes durante las 24 horas del día.

“Eso mantenía en alerta y atemorizados a los vecinos de la zona”, detallaron las fuentes. Allí también incautaron “una considerable cantidad de material estupefaciente”, en un trabajo coordinado con la Fiscalía Nº 12 de ese Departamento Judicial, encargada de la temática drogas ilícitas.

Hubo cinco allanamientos simultáneos con la cooperación de las diferentes comisarías de Moreno, mediante los cuales se secuestraron 339 dosis de clorhidrato de cocaína, 8 dosis de marihuana, elementos de corte, fraccionamiento, estiramiento y para la comercialización de estupefacientes. También incautaron teléfonos celulares que están siendo peritados para cotejar las identidades del resto de la organización, que están siendo buscados.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img