17.5 C
Buenos Aires
viernes, junio 14, 2024
spot_img

Tres directivos del club Atlas imputados por golpear y lesionar a un policía

Disconformes con los fallos arbitrales en el partido contra Laferrere, los acusados ingresaron compulsivamente a la zona de vestuarios del estadio Ricardo Puga para increpar e insultar a la terna que dirigió el cotejo. En su afán por impedirlo, el uniformado terminó con dos dientes rotos tras un fuerte puñetazo en la boca.

Tres directivos del Club Atlético Atlas fueron imputados tras golpear a un efectivo policial que impidió que llegaran a la zona de vestuarios para agredir a la terna arbitral que terminaba de dirigir el encuentro que la entidad de General Rodríguez disputó en su estadio contra Deportivo Laferrere el pasado 30 de julio.

Según consignaron fuentes de la investigación a Primer Plano Online, todo ocurrió una vez finalizado el cotejo en la cancha ubicada en la intersección de la calle Saldías, entre Ruta 24 y Carlos Tejedor del mencionado distrito. Allí, la visita se impuso por 1 a 0 con gol de Gabriel Soler a los 21 minutos del segundo tiempo y la dirigencia local quedó visiblemente disconforme con el arbitraje de Gonzalo Pereira, quien estuvo acompañado por los jueces de línea Alan Anria y Lucas Isla, y el cuarto árbitro Axel Pogge.

A punto tal que, tras el pitido final, se provocaron serios incidentes en la zona de acceso a los vestuarios de ambos equipos, que terminaron con un efectivo policial lesionado en el rostro. Según la reconstrucción del hecho realizada por el ayudante fiscal Walter Velasquez Corrente, debió intervenir para frenar la ira de los directivos locales el Grupo de Apoyo Departamental (G.A.D.) de Moreno, que montó un cordón policial para proteger a los destinatarios de la furia.

Uno de los directivos le aplicó un golpe de puño en el rostro al subteniente Matías Ezequiel Roballo y le provocó una lesión contusa en el sector de la boca. Además, le aflojó dos dientes para luego aplicarle un golpe con elemento de hierro al escudo de acrílico policial. Lejos de cesar en su actitud hostil, arrojó luego golpes de puños y patadas contra los demás policías, a la que se sumó parte del plantel profesional del primer equipo del Club Atlas”, precisaron voceros de la investigación.

En ese contexto, los policías arrojaron gas pimienta contra los agresores para alejarlos y así intentar poner a resguardo a la terna arbitral. De todos modos, el daño ya se había consumado y son tres los dirigentes de Atlas que quedaron implicados en la causa judicial acusados de lesiones leves, daños, atentado y resistencia a la autoridad agravado por cometerse en un espectáculo deportivo.

En base a la información recopilada por este medio, los imputados -todos con cargos en la comisión directiva de la entidad de General Rodríguez- podrían recibir la pena de hasta tres años de prisión en suspenso, la imposibilidad de continuar con sus funciones y de volver a ingresar a un estadio por el derecho de admisión. Esta mañana fueron indagados como coautores de los mencionados delitos.

La intervención de la justicia obedeció a la reciente Resolución 23/23 de la Fiscalía General Departamental, a cargo de Lucas Oyhanarte, “ante la escalada de violencia en contextos afines a espectáculos deportivos”, se precisó, y “la política criminal trazada por la Procuración General”, donde se decidió que las causas enmarcadas en la ley 23.184 y sus modificatorias, fueran asignadas a un Ayudante Fiscal que se especializara en la materia.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img