15.6 C
Buenos Aires
sábado, junio 15, 2024
spot_img

Procesaron al intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, en una causa por abuso sexual

La jueza federal María Fabiana Galetti dictaminó que la causa, que determinó el estado de sospecha para el jefe comunal, sea sin restricción de su libertad. También le trabó un embargo de un millón y medio de pesos sobre sus bienes y mantiene la prohibición de acercamiento y de todo contacto con la denunciante.

El intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, fue procesado sin prisión preventiva por la titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 31, María Fernanda Galetti, en una causa en la que está denunciado, cuya carátula es abuso sexual simple, y la denunciante es una joven que se desempeñó como su secretaria privada en el Municipio.

En el mismo fallo, la magistrada dispuso sostener todo tipo de prohibición de acercamiento y de contacto del jefe comunal para con la víctima “ya sea en forma personal o por interpósita persona”, y le trabó un embargo por la suma de un millón quinientos mil pesos. En rigor, la jueza sospecha que pueden existir presiones para que la mujer retire la denuncia.

Melody Jacqueline Rakauskas trabajó con Espinoza en la oficina privada de la Municipalidad. De entrada la contratación de la joven en la comuna había sido “en negro”, en base a lo que surge de su declaración. Fue luego de entrevistarse con el intendente el 28 de abril de 2021 y quedar registrada “bajo el nombre falso de María Micucci” con una remuneración prometida de $150.000 mensuales.

Procesamiento Espinoza

Según lo que ella relató a la justicia, los abusos ocurrieron en su departamento personal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en donde el intendente “se presentó luego de referirle previamente a la víctima que quería cenar con ella para conversar sobre su trabajo”. Siempre en base a las expresiones de la denunciante, su novio -amigo de Espinoza- le indicó que aceptara la propuesta ya que “era normal” que el intendente “quiera cenar con sus allegadas de trabajo”.

Fue en esas circunstancias que el jefe comunal le pidió a la víctima primero que le hiciera masajes, luego le pidió acceder a su habitación y la manoseó en partes íntimas de su cuerpo. Por caso, la besó en la zona de los pechos y a tocarla por encima de la ropa con la frase: “quédate tranquila, siempre te tuve ganas, va a estar todo bien”. Como ella se negó, Espinoza “se molestó y se retiró” del departamento.

Entonces ella le preguntó: “qué, ¿ahora me vas a echar porque no pudiste abusar de mí?”. Y, siempre según lo que se desprende del expediente, incluyo en letra mayúscula, la respuesta del intendente fue: “NO GORDA, YA TE DIJE ESTO ES ACÁ ENTRE NOSOTROS. LO QUE PASA EN EL TRABAJO ES COSA DEL TRABAJO”

El trámite judicial continúa su curso. El fiscal que llevó adelante la instrucción había pedido el sobreseimiento de Espinoza, pero la Cámara de Apelaciones le dio vuelta el fallo y volvió a impulsar la investigación, que derivó en el procesamiento. Para la magistrada están dadas las condiciones para mantener el grado de sospecha que requiere una instrucción penal.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img