12.5 C
Buenos Aires
viernes, mayo 17, 2024
spot_img

Privados de la libertad de una cárcel de La Matanza elaboraron sillas de madera para un jardín de infantes

El taller ‘Vamos por más’, del cual participan 20 internos, realiza tareas de carpintería asiduamente con maderas obtenidas por donaciones. La experiencia, que tiene la finalidad de capacitación en oficios combinado con solidaridad, se desarrolló en la Unidad 43 del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

En una iniciativa solidaria, personas privadas de libertad de la cárcel bonaerense de La Matanza elaboraron sillas para un jardín de infantes en un taller intramuros. La experiencia se desarrolló en la Unidad 43 del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) y contó con el apoyo del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, conducido por Juan Martín Mena.

El taller ‘Vamos por más’, del cual participan 20 internos, realiza tareas de carpintería asiduamente con maderas obtenidas por donaciones. En esta oportunidad, sus protagonistas entregaron 50 sillas para el Jardín de Infantes 932 ‘María Elena Walsh’ y 10 sillas de bebé para la sala maternal del mismo establecimiento ubicado en Pilar.

En este espacio, los presos que cumplen condena o prisiones preventivas aprenden y ponen en práctica el tradicional oficio de trabajar la madera para colaborar con la comunidad. Está supervisado por el jefe de Talleres de la cárcel y el subjefe de Vigilancia, David Toro. Este taller es el resultado de la acción mancomunada entre los internos, el personal penitenciario y las asociaciones civiles que se acercan a la institución penitenciaria a través de sus referentes.

Presos elaboraron sillas para un jardín de infantes
“Este taller me da, día a día, nuevas herramientas para encaminar mi vida”, contó Luis, uno de los actores del programa

En la entrega de sillas y mobiliario estuvieron presentes la vicedirectora del jardín, Analía Rodríguez, como así también el director de la Unidad 43, Néstor Gómez, los subdirectores Rodrigo Del Pozo, Mariano Estanga y Ezequiel Mengarelli, junto al jefe de penal Gabriel Merayo, y los subjefes Rodrigo Coronel y Hernán Guzmán.

“Estoy detenido hace mucho y no había aprendido tanto como este último tiempo que aprendí lo que es la labor, la camaradería y a coordinar las actividades de los talleres y poder integrar al servicio penitenciario con nosotros y con los civiles. Este taller me da, día a día, nuevas herramientas para encaminar mi vida”, contó Luis, uno de los actores del programa.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img