14.2 C
Buenos Aires
lunes, mayo 20, 2024
spot_img

Pidieron que vayan a juicio cuatro ex policías acusados de exigirle 100.000 dólares a un detenido en Ituzaingó

Una fiscal porteña pidió que cuatro ex policías, tres bonaerenses y uno de Seguridad Aeroportuaria, sean sometidos a juicio como acusados de exigirle 100 mil dólares a un detenido para no imputarlo de homicidio y narcotráfico cuando el año pasado estaba preso en una comisaría del partido bonaerense de Ituzaingó por un delito menor, informaron hoy fuentes judiciales.

Los sospechosos, entre ellos un comisario luego desafectado del servicio, también están acusados de extorsionar a dos familiares de dicho detenido y de despojarlos de más de 20.000 pesos. El requerimiento de la fiscal porteña Paula Asaro recayó sobre Sergio Daniel Iglesias, quien al momento de los hechos era el jefe de la comisaría 4º de Ituzaingó, el sargento Norberto Ezequiel Monjes, el oficial de servicio Cristian Leonardo Aybar y Gustavo Mauad, ex efectivo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

De acuerdo a un informe difundido por el Ministerio Público Fiscal de la Nación en su página web, las extorsiones ocurrieron entre el 27 de septiembre y el 2 de octubre de de 2017, cuando un hombre estaba detenido por «tenencia ilegal de arma de fuego» en seccional con jurisdicción en el barrio San Alberto. En esas circunstancias, el detenido fue sacado de la celda para ser «entrevistado» irregularmente por un hombre que le exigió la entrega de 100.000 dólares a cambio de no imputarlo de «homicidio y narcotráfico».

Comisaría 4º Ituzaingó
El frente del local donde el ciudadano extorsionado tenía su “casa de cambio” en la Galería Jardín

En paralelo, dos primos del detenido fueron abordados en un local de la Galería Jardín -propiedad de aquél y ubicada en la calle Florida del microcentro porteño-, de donde lograron llevarse 20.000 pesos con el mismo argumento. Días después, el 2 de octubre, los extorsionadores se apoderaron de otra suma de dinero de esos dos comerciantes tras simular tener una orden de allanamiento y hacer que un cerrajero les franqueara el acceso al local, detalló el informe oficial.

En ese sentido, la fiscal Asaro acusó al sargento Monjes -por entonces asignado a la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) San Martín- y al ex PSA Mauad de obligar a las víctimas «a entregarles dinero, mediante intimidación y simulando autoridad pública». Siempre en base a la imputación, Mauad aparentemente le dijo a uno de los primos del detenido que debían entregarle dinero para «arreglar» y así no endilgarle otros delitos más graves. Y a la mañana siguiente, el acusado se presentó nuevamente en el local y les dijo a los comerciantes «ya había hablado con su primo (por el detenido)».

De hecho, Mauad está imputado de haber sido quien se llevó los 20.000 pesos aprovechando que la Policía Federal Argentina (PFA) realizaba un allanamiento en la galería comercial. Por su parte, Monjes está acusado de presentare la noche del 27 de septiembre de 2017 en la comisaría de San Alberto donde se saludó con el comisaríO Iglesias y se entrevistó con el detenido para exigirle los 100.000 dólares. Ante la negativa del preso, el sargento, a modo de amenaza, le habría dicho que «lo iban a engarronar con lo del homicidio».

En su requerimiento presentado la semana pasada ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 17, la fiscal Asaro consideró que el comisario tuvo una «participación necesaria» ya que permitió el ingreso de Monjes y Mauad e «impartió una orden manifiestamente irregular para que el oficial de servicio Cristian Leonardo Aybar traslade al detenido en horas de la noche desde el calabozo hasta esa oficina y le diga falsamente que era para obtener fichas dactilares».

Comisaría 4º Ituzaingó

Mauad en cuatriciclo: alardeaba autos y lanchas cero kilómetro en Facebook a pesar de no tener empleo

«Así, Aybar cumplió esa orden manifiestamente ilegítima dolosamente, sin que mediase coacción a su respecto, y pudiendo haberse opuesto a su cumplimiento», manifestó la instructora judicial y detalló que la supuesta maniobra del oficial de servicio fue presenciada por otra diez personas detenidas en la comisaría. Además, la fiscal Asaro indicó que cuando el 2 de octubre Mauad y Monjes supuestamente le pagaron a un cerrajero para que les abriese el local de los primos del detenido, «comenzó a sonar una alarma» que alertó efectivos de la Policía de la Ciudad que «acudió al lugar y los detuvo».

«Hasta ese momento se habían ocupado de llamar reiteradamente a los familiares del detenido -incluso haciéndose pasar por él, en una ocasión-, de enviarles una foto por Whatsapp de un falso manuscrito en el que les pedía que paguen y de hacerle saber a la pareja del hombre que conocían sus movimientos, entre otras circunstancias intimidantes», añadió la investigadora.

Para la fiscalía, en base a casi 200 elementos de prueba, se trató de «dos hechos extorsivos consumados» que se valieron de que el detenido «se hallaba en una situación de vulnerabilidad por hallarse privado de su libertad y sometido a un trato por fuera de todo procedimiento legal». Por otro lado, la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, dispuso luego de iniciarse la investigación penal judicial desafectar del servicio al comisario Iglesias, el sargento Monjes y el oficial de Servicio Aybar, explicaron fuentes de la cartera.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img