11.3 C
Buenos Aires
martes, julio 23, 2024
spot_img

Noche de terror para un comerciante de Castelar en Ituzaingó: lo encerraron entre dos autos y no le pudieron robar la camioneta porque salió corriendo

Como cada jueves, Lucas Bentos, un comerciante gastronómico de Castelar, se aproximaba para jugar al fútbol con sus amigos en un ritual semanal que no se posterga por nada, salvo razones de fuerza mayor. Pero la de ayer no fue una jornada en la que el joven corrió por pasión deportiva sino por su vida, para evitar un robo a punta de pistola.

Sucedió en la esquina de Erezcano y Rivadavia, a media cuadra de las canchitas El Aserradero, punto de encuentro prefijado con sus compañeros de emociones futboleras. Mientras Bentos estacionada su camioneta Ford Kuga en el lugar, observa que se le viene de frente un VW Gol Trend de la línea nueva color gris o similar, dado que la luminaria nocturna no le permitió notar con precisión.

Simultáneamente, se colocó detrás un Peugeot 208 colorado. Del Gol descendieron tres sujetos: dos de las puertas traseras y el restante del lado del acompañante. Uno de ellos se colocó al lado de la puerta delantera derecha de su camioneta, con su gorra con pronunciada visera y un arma de fuego en la mano. “Abrime la puerta, abrime la puerta”, le gritó en un par de ocasiones.

Como la puerta no tenía el seguro respectivo, el malviviente abrió y se sentó a su lado. Tomó para sí una bolsa que contenía dinero, una mochila negra con todos los elementos que llevaba para jugar al fútbol (guantes de arquero, botines y una camiseta de River). La víctima, “en un acto reflejo”, según narró a Primer Plano Online, atinó a bajar por su lado y a salir corriendo. Pero en el trayecto se encontró con otro de los integrantes de la banda, que lo golpeó a la carrera con un revólver. Le aplicó un culatazo en la nuca que provocó el desmayo de Bentos justo en la puerta del establecimiento al que se dirigió en su afán por escapar.

“Ahora pienso y reflexiono que me podrían haber disparado por la espalda. Fue una locura, pero también un instinto de supervivencia el que me hizo actuar de esa forma”, contó el joven comerciante. La Policía le recibió la denuncia hoy al mediodía en la seccional 1ª de Ituzaingó y se puso a disposición. Pero por ahora no hay datos concretos de la banda, porque encima las cámaras de seguridad instaladas en la zona no funcionan.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img