12.5 C
Buenos Aires
viernes, mayo 17, 2024
spot_img

Motochorro baleado por un policía al que intentó asaltar en La Matanza: disparo pegó en un colectivo

El delincuente herido fue detenido e internado en un nosocomio de la zona, donde quedó con custodia. Tenía pedido de captura por un homicidio de fuerte impacto social. Actuó con un cómplice, que logró escapar. Pánico en el transporte público: un proyectil destrozó el parabrisas y pasó a centímetros del chofer.

Un motochorro fue baleado por un efectivo policial perteneciente a la DDI de La Matanza al que intentó asaltar en la esquina de Madariaga y Ruta 3 mientras el oficial circulaba a bordo de su Honda Wave roja. El efectivo se defendió del asalto con su arma reglamentaria y uno de los disparos impactó en un colectivo de la línea 621 e ingresó por el parabrisas, a centímetros del chofer.

Fuentes policiales y judiciales informaron a Primer Plano Online que el hecho ocurrió anoche, cuando el policía fue abordado por dos sujetos armados con fines de robo. “Se alejó unos pasos, se identificó como personal policial y disparó entre cinco y seis veces”, precisaron los voceros consultados. Fue justo cuando el ladrón pretendía irse con la moto del agente, que estaba vestido de civil.

Motochorro baleado en La Matanza
El motochorro baleado se escapaba con la moto del policía, que corrió unos metros para alejarse y se defendió a tiros

En la balacera, el sujeto que viajaba como acompañante cayó herido y quedó detenido en el lugar, mientras su cómplice escapó al mando de la moto tipo enduro. En su poder los investigadores incautaron una pistola calibre .380 marca Bersa con numeración suprimida y ocho balas en su recámara.

El malviviente fue identificado como Braian Leonel Roque (21), quien luego de las diligencias de rigor se determinó que tenía un pedido de captura vigente en un homicidio resonante. Se trata del crimen del militante social René Mendoza, ocurrido en González Catán en 2021, y por el cual ya hubo condena contra uno de los responsables.

Por ese hecho, en rigor, se juzgaron dos ataques. El primero fue el 7 de noviembre de aquel año y el segundo dos semanas después, el día 21. El inicial fue una amenaza cuando la víctima salió en defensa de unos chicos que se dirigían a la escuela y quisieron asaltarlos. Ahí fue amenazado. El restante terminó con su asesinato y el intento de matar a su hijo: golpearon la puerta de su casa y, una vez que salió, le vaciaron un cargador.

En medio de la conmoción que causó el hecho de ayer en la traza del Metrobús La Matanza, un chofer de la línea 621 se salvó de milagro: una de las balas disparadas -se supone- por el efectivo policial en su legítima defensa impactó contra el parabrisas del colectivo. El proyectil dañó el vidrio y rompió el espejo retrovisor central. De milagro no hubo víctimas.

El caso es investigado por el fiscal José Luis Marotto, de la Fiscalía Nº 13 de La Matanza, quien calificó el hecho como tentativa de robo agravado por el uso de arma de fuego y dispuso el secuestro del arma del efectivo involucrado, aunque no adoptó ningún temperamento con él por considerar que actuó en legítima defensa.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img