18.5 C
Buenos Aires
miércoles, junio 12, 2024
spot_img

La vestimenta policial que dejó expuesto a un ladrón de joyerías en La Matanza

Actuó con un cómplice que es pareja de una integrante de la fuerza, que ya fue desafectada y debió entregar su arma reglamentaria y otros elementos para la función. Las cámaras de seguridad de ambos comercios resultaron pruebas irrefutables de la manera en que actuó el malviviente, de 48 años.

Un ladrón de joyerías, que quedó filmado en por lo menos dos robos cometidos en días sucesivos en las localidades de Alfo Bonzi y San Justo, en La Matanza, y en los que actuó con un chaleco antibalas de la Policía de la provincia de Buenos Aires, fue detenido en las últimas horas tras un allanamiento ordenado por la justicia.

Lo impactante del hecho es que tuvo complicidad para los delitos de un sujeto que es pareja de una teniente de la fuerza, que ya fue desafectada por la Auditoría General de Asuntos Internos, quien además dispuso su desarme, con lo cual en el marco de la investigación le secuestraron su pistola reglamentaria y el elemento de protección del torso.

Es que la Justicia de Garantías de La Matanza tiene elementos probatorios para sospechar que tanto el arma como el chaleco con el cual fueron cometidos ambos asaltos pertenecen a la mujer policía. Todo tramita en un expediente judicial bajo la carátula de robo agravado, amenazas agravadas y abuso de arma.

Los delitos en cuestión, cuyas filmaciones comparte Primer Plano Online con sus lectores, fueron cometidos en la joyería ‘Orlando’, ubicada en Arieta al 3500 de San Justo, en donde el ladrón sustrajo cuatro paños de alhajas de oro por un valor que supera el millón de pesos. Asimismo, con idéntica modalidad se apoderó de varios relojes y otros objetos de valor del comercio Guizza, del mismo rubro, ubicado en Boulogne Sur Mer al 1200 de Tapiales.

Al coincidir el estilo de ambos robos, los investigadores unificaron las causas y lograron primero identificar el rostro del malviviente que aparecía en escena y así detectaron que se trataba de la misma persona. Después cruzaron datos con la información vinculada a la fuga y consiguieron determinar en qué dirección escaparon y a dónde se habían refugiado.

Pero se encontraron con un elemento nuevo en el trayecto: la denuncia hecha en sede judicial por un vecino de la calle Cucha Cucha al 1000, quien se presentó en la justicia para informar que había sido amenazado por un hombre que fue hasta su casa y le disparó desde la vereda. ¿Quién era el agresor? Rubén Ángel Martínez, el mismo que vestido de policía asaltó las joyerías.

Robos en joyerías de La Matanza
Martínez (a la izquierda) y Muñoz, los dos detenidos por orden de la justicia tras los violentos robos en las joyerías

En su casa, los investigadores incautaron un chaleco antibalas con escudo de la institución policial bonaerense con marca, modelo y número de serie borrados, cinco plantas de cannabis sativa, dos plantines de esa sustancia, relojes (que se intenta constatar si fueron los robados), artículos electrónicos y prendas de vestir similares a las usadas en los atracos.

La investigación se profundizó y permitió dar con el cómplice de Martínez, que apareció poco en escena, pero no fue ajeno a los hechos. “Llegó a los dos comercios y se retiró con un cómplice”, detallaron las fuentes consultadas. Se trata de Lucas Sebastián Muñoz, a quien en su domicilio de la calle Donovan al 1300, de Tapiales, le secuestraron 10 relojes, en ese caso sí robados de la joyería Guizza.

El detalle de ese segundo allanamiento es que, mientras se producía, estaba en la finca la mujer policía en cuestión, que fue separada inmediatamente de su cargo por la sospecha de que aportó su armamento y material de protección para la concreción de ambos robos.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img