7.8 C
Buenos Aires
martes, junio 25, 2024
spot_img

La Universidad de Moreno apuesta a que la justicia dirima el conflicto con el Municipio

Es por la propiedad de un terreno que la casa de estudios ocupa y que denunció el Gobierno local “usurpó de manera clandestina”. La provincia de Buenos Aires quedó en el medio de la tensión por un dictamen que le dio la razón a una de las partes.

El conflicto entre la Universidad Nacional de Moreno (UNM) y el Municipio sigue sin resolución y con el diálogo interrumpido entre las partes.

Nuevas instancias judiciales se abren en el litigio, porque el Gobierno comunal de la intendenta Mariel Fernández hizo un tercer llamado a licitación para el avance de la obra en la que proyecta construir un Polo Educativo para mudar el Consejo Escolar mientras que la entidad académica tenía como idea original para ese terreno la edificación de su Escuela Secundaria Politécnica, para albergar una matrícula de 1800 estudiantes.

Esa disputa sorda, porque no existe contacto entre ambas instituciones y varios estamentos del Estado a nivel provincial y nacional quedan en el medio, espera que sea la justicia la que determine quién tiene una razón que ambos sectores en pugna se adjudican.

“La universidad ocupaba un predio y por la madrugada el Municipio entró subrepticiamente, cortó cables, expulsó al personal y ocupó un terreno, usurpó un predio ocupado. Así que las víctimas somos nosotros”, aseguró el rector de la casa de estudios, Hugo Andrade, en conversación con el programa periodístico Primer Plano por el canal Somos, de Flow.

El predio en cuestión la UNM asegura que le fue legalmente cedido por el propietario, que es la Secretaría Nacional del Menor, Adolescencia y Familia. Eso es, en el fondo, lo que plantea el debate por dirimir: el Municipio desconoce esa cesión y asegura que esas tierras le pertenecen.

De hecho, presentó en uno de los trámites judiciales en curso un certificado de dominio expedido por el Registro de la Propiedad Inmueble de la Provincia de Buenos Aires del que se desprende que el Gobierno local es titular de dominio del inmueble. Sin embargo, para Andrade ese documento fue rubricado en base a argumentos “falsos” presentados por el Municipio.

El Municipio, declarando falsedades, logró que la Provincia revierta esas inscripciones. Nosotros reclamamos que la decisión de la Provincia está basada en los dichos del Municipio que son falsos, así que esa es la situación planteada. Ellos (por el Gobierno provincial) coinciden con la universidad que lo que debe hacerse es pedirles a los órganos propietarios originarios que digan cuál fue su voluntad, a quién le habían cedido el predio y de esa manera dirimir el conflicto”, subrayó el rector.

Sin embargo, eso no ocurre y persiste un conflicto insólito entre las partes. “El interés político de la universidad es construir una escuela que fue impedida”, asegura Andrade. Por lo pronto, el abogado Mariano Federico Mazzotta, apoderado legal de la UNM, presentó un escrito ante el juez federal de Campana Adrián González Charvay para denunciar un tercer llamado a licitación hecho por el Municipio para avanzar en la edificación del Polo Educativo. El pedido es para anular ese acto administrativo.

“Confiamos en la justicia, pero nunca renunciamos a dialogar. Intentamos, lo hago público: mejor sería una solución de acuerdo y que se entienda la necesidad y que no hay ninguna intencionalidad política. El Municipio tiene que deponer su decisión, porque se van a demostrar las falsedades, los errores cometidos y el daño causado a la comunidad de Moreno”, estimó el rector.

Desde la universidad también cuestionaron que el Municipio pretenda avanzar en la construcción de oficinas públicas que en rigor son de dependencias de jurisdicción provincial, como el Consejo Escolar, y que lo haga con fondos provenientes del Fondo Educativo, que en rigor “recibe precisamente para financiar las mejoras del sistema educativo en Moreno”. Es decir, para las escuelas.

“Si vos revisás la situación de las escuelas de Moreno, te vas a encontrar escuelas que no funcionan porque no tienen luz, porque tienen los baños tapados, porque se caen los techos, por infinidad de situaciones tremendas por las cuales no se puede funcionar con las mínimas condiciones de seguridad y de higiene. Sin embargo, el Municipio planea invertir en una obra pública para hacer oficinas para otra jurisdicción nada más que para oponer a la universidad”, cerró Andrade.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img