11.4 C
Buenos Aires
lunes, junio 24, 2024
spot_img

La fuerte advertencia de autoridades de colegios católicos bonaerenses

“Necesitamos recuperar la sustentabilidad”, plantearon en una carta pública dirigida al gobierno de Axel Kicillof. A las comunidades educativas de gestión eclesial concurre un tercio de las niñas, niños y adolescentes de la provincia de Buenos Aires, además de ser fuente de trabajo para miles de docentes y no docentes.

En una carta pública firmada por su presidente, monseñor Oscar Miñarro, y la vicepresidenta, María Cecilia Vallés, el Consejo de Educación Católica bonaerense advirtió sobre las dificultades que atraviesa el sector y reclamó al gobierno provincial “una recomposición de las bandas arancelarias” para poder seguir brindando los servicios educativos.

Los aumentos en los salarios docentes (otorgados para compensar el ritmo de la inflación) vienen generando incrementos reiterados en los aranceles escolares. No obstante, los incrementos autorizados por el Gobierno Provincial para dichos aranceles, son desde hace tiempo, inferiores a los aumentos salariales. Esto provoca una situación de desfinanciamiento en las comunidades educativas”, plantearon para comenzar el texto.

Según expresaron en la carta, las dificultades se profundizaron desde julio pasado, lo que desembocó en “problemas financieros y un endeudamiento creciente de nuestras instituciones y obispado”. Asimismo, hay comunidades que “tienen problemas para sostener los gastos corrientes”.

Colegios católicos bonaerenses

“Los colegios de gestión privada con aporte de la provincia necesitan, de manera urgente, que se reconozca el aporte estatal para la totalidad de sus cargos de planta funcional y una recomposición de las bandas arancelarias, mientras que las instituciones sin aporte estatal necesitan, también de manera urgente, recuperar la previsibilidad en los aumentos de aranceles para que las familias puedan ordenar su economía y sostener la educación de sus hijos e hijas”, enfatizaron en el reclamo público.

En tren de poner blanco sobre negro en relación a los problemas que enfrentan, desde el Consejo de Educación Católica consideraron que “las dificultades de financiamiento creciente impactan de manera directa en el principio constitucional de enseñar y aprender e impide que las familias puedan elegir libremente la educación que quieren para sus hijos e hijas”.

A las comunidades educativas de gestión eclesial concurre un tercio de las niñas, niños y adolescentes de la provincia de Buenos Aires, y también son fuente de trabajo para miles de docentes y no docentes. “Por eso necesitamos respuestas adecuadas para que los Colegios puedan recuperar la sustentabilidad”, concluyeron.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img