13.5 C
Buenos Aires
martes, julio 23, 2024
spot_img

La compleja situación que sigue viviendo Moreno: un Municipio sin servicios y al borde de la anarquía

Es la transición más dificultosa que se vive en la región oeste, sin dudas, entre dos espacios políticos que se consideran dentro de una misma estructura. Walter Festa, intendente que dejará el cargo el próximo 10 de diciembre, y Mariel Fernández, la jefa comunal electa por el voto popular, ni se hablan. No tienen vínculo sus equipos técnicos y tampoco existe el ejercicio natural de transición entre gestiones saliente y entrante.

Con muchos frentes por encarar, encima el Municipio se encuentra literalmente paralizado, con protestas a diario de los trabajadores municipales por la falta de pago del compromiso paritario que el actual Ejecutivo asumió en mayo. A lo largo de todo el 2019, la recomposición salarial de los empleados totalizará apenas un 12 por ciento, muy por debajo de la inflación.

Y ahora hay otras amenazas que presentan un tufillo extraño, como había ocurrido en 2015, cuando Festa se aprestaba a asumir el cargo tras derrotar al cacique Mariano West. “Moreno está sufriendo la pelea entre gobiernos que recae en la población, porque en el medio estamos todos. La intendenta electa se puede hacer cargo de la situación a partir del 10 de diciembre, pero el gobierno actual hasta el 9 de diciembre tiene poder de decisión”, explicó la concejal opositora Karina Álvarez en conversación con el programa periodístico Primer Plano.

La dirigente compartió la mesa con Walter Cravero, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) en ese distrito. “Acá lo que hubo fue un ninguneo hacia los trabajadores de parte del Ejecutivo para manejar el ámbito paritario y poner excusas. El corolario es que hayamos llegado a un pedido de interpelación y ni siquiera haya tenido respuestas ahí”, describió el gremialista.

El conflicto salarial viene de larga data en el distrito, pero se agudizó a partir de la negativa del gobierno comunal de adelantar un aumento previsto para diciembre, que desde los gremios reclaman para compensar un poco el desbarajuste económico y la pérdida del poder adquisitivo. La semana pasada, los trabajadores salieron a cortar el Acceso Oeste y luego tomar el palacio municipal, en donde prácticamente no había funcionarios.

Ahora tienen todas las miradas puestas en la audiencia que se llevará a cabo mañana jueves en la sede regional del Ministerio de Trabajo bonaerense, en San Miguel. “Son canales conducentes para ver si podemos encontrar un canal de solución. Entendemos que no es comprometer el presupuesto futuro porque es adelantar algo que ya estaba previsto”, agregó Cravero. Es difícil que el Ejecutivo local cambie su postura de dejar que el incremento lo otorgue la gestión entrante. Festa y su equipo aducen falta de fondos.

Sobre la situación en sí del Municipio, Karina Álvarez ofreció un panorama desolador. “Nosotros no tenemos casi ningún tipo de servicio. No tenemos salud, no tenemos seguridad, porque se convirtió en una zona liberada en la que se toman terrenos, hay colegios con problemáticas, no tenemos servicios públicos como transporte y recolección de residuos”, especificó. Y remató: “ese es el distrito que queda”. Léase, la herencia que recibirá la futura intendenta.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img