9.7 C
Buenos Aires
viernes, mayo 17, 2024
spot_img

El plan de cierre de calles en Ituzaingó se muda a Parque Leloir: cómo se implementará

El secretario de Seguridad del Municipio, José Rosendo, dio detalles sobre cómo decidieron continuar con el Plan Director. “Lo estamos trabajando con la gente y con personal policial”, reveló el funcionario. El principal problema que hoy representan las motos para el combate contra el delito y el aporte comunal en la materia.

El Plan Director de Seguridad en Ituzaingó pasa a una nueva etapa. Después del cierre de apenas dos calles desde que se implementó, por falta de acuerdo con las comunidades vecinales y las vicisitudes de la política, ahora el nuevo responsable del área tomó la decisión de avanzar con su instrumentación, pero en otra zona en donde los consensos ya están dados: Parque Leloir.

“Tenemos todo el plan completo de cierre del distrito. Posiblemente arranquemos en Leloir y sigamos en Villa Ariza. No lo estamos trabajando solos sino en base a las necesidades que tenemos, y en charlas con la gente y con personal policial”, explicó José Rosendo, secretario de Seguridad del Municipio en diálogo con Adrián Noriega en la emisión semanal del programa periodístico Primer Plano por el canal Somos, de Flow.

Si bien todavía no está definido qué calles se cerrarán, el funcionario reveló que la primera parte del programa se lleva a cabo con “operativos dinámicos dentro del parque”, para evitar que el acceso y egreso de quienes van al lugar a delinquir esté facilitado. Hay, por caso, retenes sorpresivos no sólo en Martín Fierro sino también en De los Reseros y Montero Lacasa, Del Prado y Montero Lacasa, Udaondo y De la Tradición, entre varios más.

“Los hacemos en lugares que sean bastante difícil de encontrárselo, de sorpresa, para que el delincuente no tenga vista previa para poder esquivarlo. Estamos obteniendo buenos resultados y logrando hacer detenciones”, detalló, y reiteró una queja fuerte de la administración municipal hacia la justicia.

“El problema es que si nosotros los agarramos en los operativos con el personal policial y después la justicia lo va a alargar estamos muy complicados. Es algo que necesitamos solucionar”, insistió. Es algo que ya se escuchó por lo bajo y en off a varios funcionarios, a lo que ahora Rosendo le puso el cuerpo y expresó en público.

LA FALACIA DE DOS PERSONAS EN MOTO Y EL APORTE DEL MUNICIPIO A LA SEGURIDAD

Rige en Ituzaingó una normativa provincial que prohíbe la circulación de dos personas en moto. Pero con un pequeño gran detalle: no se cumple porque no tiene sanción. Es decir, es una resolución abstracta, puesta en ejecución durante las restricciones por la pandemia de Covid-19 que jamás se levantó y que, en lo formal, no se aplica.

Lo que sí se implementó en el distrito desde la creación de la Secretaría de Seguridad es un trabajo coordinado entre el Centro de Monitoreo del Municipio y las distintas dependencias policiales para controlar la circulación de esos rodados, sobre todo cuando van con dos sujetos a bordo.

“Cuando me tocó asumir empezamos a trabajar mucho el tema de motochorros, que es lo más nos eleva el índice (delictivo). Es que una moto generalmente genera varios hechos en dentro del distrito en poco tiempo. Ya llevamos secuestradas más de 600 motos, de las cuales muchas tenían pedido de secuestro, otras iban con delincuentes encima y otras por falta de documentación”, enfatizó Rosendo.

En esa profundización del combate al delito a nivel local también se encuentran con situaciones en las que no pueden hacer nada, ni la Policía ni la justicia. Contó el funcionario sobre varias motos comandadas por sospechosos a los que no les pudieron endilgar ningún hecho, pese a que la actitud con la que circulaban daba a pensarlo. De eso también se trata la prevención y disuasión.

“Nosotros no somos jefes de la Policía. Terminamos siendo intermediarios y quienes tratamos de brindarle la mayor cantidad de herramientas para que pueda llevar adelante su trabajo: con las cámaras y el mantenimiento de móviles, por ejemplo”, sintetizó Rosendo en referencia a las limitaciones que tienen las autoridades locales a la hora de intervenir en la política de seguridad que es, se sabe, potestad provincial.

Sin embargo, aclaró el secretario, para el Municipio “el gasto de seguridad es muy amplio”. “De cualquier móvil que está circulando hoy en las calles de Ituzaingó, el mantenimiento es todo municipal: combustible, repuestos cubiertas. Todo pasa y sale de los impuestos que pagan los vecinos”, cerró.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img