11.4 C
Buenos Aires
lunes, junio 24, 2024
spot_img

Dos nuevos detenidos por el crimen del empresario Gabriel Izzo en Merlo

Se trata de Jonatan Ricardo González, alias ‘Monarca’, y de Brígido Achucarro González, alias ‘El Paraguayo’. Fue tras un operativo conjunto de personal de la DDI y de la Estación de Policía de Merlo en conjunto con la División Prófugos y Fugitivos de la Oficina de Interpol en Buenos Aires y de la Federal coordinados por la Fiscalía Nº 5 de Morón.

ÚLTIMO MOMENTO: hay dos nuevos detenidos en el marco de la investigación por el crimen del empresario Gabriel Izzo en San Antonio de Padua, entradera en la cual resultó gravemente herida su esposa, Silvana Petinari.

Son dos de los integrantes de la banda delictiva que ingresó a la vivienda y se tiroteó con la víctima fatal, a quien se le trabó el arma cuando intentó defenderse del ataque. De esta manera ya son cinco las detenciones en el marco de la causa (uno de ellos fue liberado por falta de mérito) y quedan dos prófugos.

Los nuevos detenidos son Jonathan Ricardo González, alias ‘Monarca’, quien fue hallado en una vivienda de la calle Río Dulce al 1300 en la localidad de Derqui. El otro es Brígido Achucarro González, conocido como ‘El Paraguayo’, a quien los investigadores encontraron en un domicilio de Aristóbulo del Valle al 1300 de Barracas, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Fue tras un operativo conjunto de personal de la DDI y de la Estación de Policía de Merlo en conjunto con la División Prófugos y Fugitivos de la Oficina de Interpol en Buenos Aires y de la Federal supervisados por los fiscales Marisa Monti y Claudio Oviedo, de la Fiscalía Nº 5 de Morón, a cargo del expediente.

Cabe recordar que, en el marco de la pesquisa, los fiscales solicitaron la prisión preventiva de Walter Mario Rodríguez Sierra, conocido como ‘El Uruguayo’, y de Gustavo Mac Dougall, ambos detenidos, el primero como facilitador del auto en el que la banda llegó al lugar del crimen y el segundo como chofer. Ahora la decisión sobre el destino de ambos la debe tomar el juez de Garantías Ricardo Fraga. La semana pasada recuperó su libertad Gustavo Potenza, otro de los sospechosos que fue desvinculado del expediente por falta de mérito.

Además, los otros dos sujetos que ingresaron a la vivienda de la familia Izzo-Petinari junto a Jonathan y Brígido González son Diego Eduardo Correa y Víctor Fernández Galarza, quienes tienen pedido de captura nacional e internacional y se encuentran en condición de prófugos. De esta forma, hay cuatro detenidos y quedan dos buscados en un hecho que para la justicia ya está esclarecido.

Diego Correa (izquierda) y Víctor Fernández Galarza, prófugos por el crimen del empresario

El hecho ocurrió el pasado 9 de junio en el chalet ubicado en la calle Italia al 1000 de San Antonio de Padua. Allí los cuatro malvivientes irrumpieron en la finca tras romper un ventanal de madera y reducir al matrimonio, tras atar a Izzo y a su esposa con precintos que desparramaron por la casa.

La víctima fatal resistió el ataque, tomó dos armas de su propiedad e intentó defenderse, pero una de ellas se trabó al momento de gatillar. Eso fue aprovechado por los ladrones, que le pegaron tres balazos en tórax, abdomen y pelvis, lo que provocó su muerte casi en el acto. También le provocaron heridas corto punzantes a Petinari en el rostro (perdió su ojo derecho), en la región cervical en el estómago que la dejaron al borde de la muerte. La mujer logró sobrevivir y ya fue dada de alta.

Silvana Petinari fue dada de alta la semana pasada; su esposo asesinado en la entradera

La banda escapó del lugar, abandonó gran parte de las pertenencias que se llevó de la vivienda en el trayecto y estacionó el auto en las puertas del kiosco ‘Mandale Mecha’, sobre la calle Gervasio Pavón al 3500, local que es alquilado por Rodríguez Sierra. Enfrente está la pizzería y rotisería ‘Lo de Cata’, en donde trabaja Mac Dougall, y allí los investigadores secuestraron el arma homicida y artículos que pertenecían al matrimonio intrusado en su casa.

Desde ese local gastronómico partieron los asesinos rumbo a Padua para concretar el golpe y hasta ahí volvieron para ocultar los bienes robados, las armas usadas y cambiarse de vestimenta. Además, en la pesquisa se determinó que desde su vivienda ubicada en la calle General Martínez al 2400, en Ituzaingó, Rodríguez Sierra controlaba por cámaras la actividad de ambos comercios y el uso que se le daba al VW Gol con el que la banda se trasladó.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img