6 C
Buenos Aires
martes, junio 25, 2024
spot_img

Deportivo Morón frente al duro baño de realidad y la banca para Nardozza

La derrota contra Colón marcó algo más que un sacudón: fue el retrato de futbolistas que no están a la altura de la pelea grande. Un plantel que se armó con expectativas de pelear arriba y queda claro que es de mitad de tabla. Autocrítica y a pensar en Estudiantes de Río Cuarto, la próxima estación.

Colón dejó al Deportivo Morón empapado en un baño de realidad. Como tituló Primer Plano Online, tener enfrente a un indiscutido candidato al ascenso fue demasiado para un equipo que no mostró prácticamente nada, y que fue superado de principio a fin.

La devolución de esa derrota llegó desde las tribunas del Francisco Urbano. Bajo una lluvia que por momentos fue copiosa, lo único que se oyó fueron cánticos de aliento a los colores. Quizá por el fenómeno climático, es probable, aunque hubo mucho de la evidencia empírica que devolvió el campo de juego.

El campeonato es largo y ni se cumplió la primera mitad, pero está claro que el ‘Gallo’ es un equipo de media tabla. Peleará por su lugar en el Reducido (este fin de semana la combinación de resultados lo dejó afuera) y tendrá algún partido para destacar como otros para criticar. Como sea, la ilusión del ascenso aparece como muy lejana.

Hay futbolistas que no dan la talla. Las miradas vuelven a estar puestas sobre el rendimiento del arquero, Juan Martín Rojas, que volvió a sufrir un gol de caño. Es el puesto más ingrato, claro está, y queda siempre expuesto. La zaga defensiva con errores no forzados y desempeños individuales bajos, como el de Arciero, que no termina de conformar.

El mediocampo tiene lo mejor de la plantilla con Berterame y Gastón González, que se han convertido en piezas importantes para Nardozza, aunque en el puesto de 5 no hay un titular indiscutido y que convenza. Olivares, experimentado futbolista de mil batallas, es otro que no logra redondear una actuación que despierte halagos. Y arriba es donde el técnico probó todas las variantes a mano y todavía no encontró una dupla en la que se pueda confiar como titular.

El entrenador, un emblema del ‘Gallo’ y que se moría de ganas por dirigir al club, no va a dar el portazo. La Secretaría Técnica tampoco lo va a echar porque confía en su trabajo y cree que hay tiempo para dar vuelta esta historia. De todos modos, la única verdad está en los números: después de 11 partidos jugados, Morón ganó 4, empató 2 y perdió 5, con 13 goles a favor y 14 en contra.

Con 14 puntos se ubica noveno en la tabla de su zona, 10 abajo del puntero Colón y 9 por encima del último, que es Brown de Adrogué. Es decir, en este momento la realidad lo muestra afuera del Reducido y en el medio de los extremos. Quizá un retrato al que haya que acostumbrarse.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img