6 C
Buenos Aires
martes, junio 25, 2024
spot_img

Confirman cómo se inició el fuego en la vivienda en la que murieron Macarena y su hijo León en Laferrere

El caso que reveló el pasado sábado Primer Plano Online sigue sumando capítulos escabrosos: la justicia incluso ya logró confirmar que ambas víctimas eran sometidas a un contexto de violencia de género de parte del principal sospechoso, que es el papá del nene fallecido.

La investigación para intentar esclarecer qué pasó en la vivienda en la que murieron Macarena Sorrentino y su pequeño hijo León, de apenas seis años, experimentó por estas horas un avance que puede resultar crucial: la justicia logró confirmar, con la intervención de peritos especializados, cómo se inició el fuego.

Si bien todavía faltan estudios complementarios, el informe que recibió el fiscal Matías Folino, de la UFI Temática Homicidios de La Matanza, indica que las llamas en la finca de la calle Paso Itu al 2300, en la mencionada localidad, no fueron producto de un cortocircuito ni de un escape de gas, más allá de las conexiones de la cocina y del calefón eléctrico no fueron realizadas con las medidas de seguridad adecuadas.

Lo que pasó ahí adentro de esa finca fue otra cosa. “El fuego se originó en un sillón colchón que estaba ubicado en la cocina por un aporte de energía externo”. Esa fue la conclusión del peritaje realizado en el domicilio del siniestro, que fue supervisado en persona por el propio funcionario judicial. “Ese aporte de energía externo puede haber sido realizado por cualquier persona. Eso es lo que hay que probar ahora”, precisaron los voceros consultados.

Es decir, Macarena y a León murieron como consecuencia de un incendio intencional en la casa en la que permanecían encerrados, en una situación de privación ilegal de la libertad coactiva seguida de muerte, que es lo que por estas horas la justicia le imputa al exmarido de la mujer y padre del menor, identificado como Pedro León Fernández, el sindicado como autor del siniestro.

Ahora restan los resultados de pericias químicas para determinar si hubo algún material acelerante de la combustión producida que haya ayudado al desarrollo del fuego. La hipótesis es realmente siniestra: que el imputado prendió fuego el sillón y luego encerró a la mamá y a su pequeño hijo con autismo. “El contexto de la privación de la libertad está comprobada, al igual que la violencia física, económica y verbal que ejercía el acusado”, completaron las fuentes.

En la mañana de este martes la Fiscalía continúa recibiendo declaraciones testimoniales de los familiares de Macarena, que hasta aportaron fotos que ella enviaba para pedir ayuda, audios y por lo menos dos denuncias previas tramitadas en el fuero de familia. La pena en expectativa que tiene el delito que se le imputa a Fernández es altísima: va desde los 15 a los 50 años de prisión.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img