15.6 C
Buenos Aires
sábado, junio 15, 2024
spot_img

Condenaron a 18 años de prisión al escribano Ricardo Baladía por el crimen de su jardinero en Morón

El Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Mercedes lo consideró autor del delito de homicidio simple del que fuera víctima Miguel Ángel Pereyra. El cadáver del fallecido fue desmembrado por el profesional, al que detuvieron a orillas del río Luján intentando deshacerse de sus restos.

El escribano Ricardo Baladía fue condenado a 18 años de prisión por ser considerado autor penalmente responsable del crimen de Miguel Ángel Pereyra, el jardinero que trabajaba habitualmente en su propiedad y oficina al que mató de una puñalada en el pecho el 12 de mayo de 2020 en un domicilio de la calle Almirante Brown al 1000 de Morón.

El fallo fue dictado hace instantes por el Tribunal Oral Criminal Nº 1 del Departamento Judicial Mercedes, integrado por los jueces Ignacio Racca, Daniel Eugenio Machain y Pablo Vieyro. La Fiscalía de Juicio, a cargo de Valeria Chapuis, había solicitado una pena de 20 años de cárcel, al igual que la querella representada por los abogados Pablo Lamoglia y Claudio Cerqueti, representantes a la viuda de Pereyra, Verónica Soñez.

Juicio al escribano Ricardo Baladía
Para la defensa del escribano Ricardo Baladía, su cliente era inimputable: así lo sostuvo en el comienzo del juicio

Por el contrario, la defensa de Baladía, encabezada por los abogados Luis y Guillermina Rappazzo y Maximiliano Ponce de León solicitaron la absolución del imputado o que subsidiariamente se lo califique como homicidio en estado de emoción violenta y se lo condene a la pena de tres años.

Para los magistrados no hubo dudas que el autor del crimen fue el escribano, quien además luego de asesinarlo con la puñalada mortal fragmentó con un hacha y un serrucho el cuerpo de la víctima, introdujo sus partes a bordo de un BMW 528 y lo trasladó hasta Luján con intenciones de descartar los restos en el río, más precisamente en las proximidades de las calles Mitre y Padre Salveire. En esas circunstancias fue detenido por la Policía.

En el veredicto, la justicia desacreditó la versión brindada en su declaración por Baladía, de que aquella noche “en su intento de defenderse de la agresión sorpresiva de Pereyra lo hincó para resguardar su vida”. “De haberlo realmente querido matar, hubiese utilizado una de las muchas armas de fuego que tenía”, esgrimieron sus abogados. Para el tribunal, ese relato “no encuentra apoyatura en ninguna prueba rendida en el debate”, por lo que fue descartado de plano.

Miguel Alejandro Pereyra y su mujer Verónica Soñez, la viuda que siguió cada instancia del juicio

Valoraron los magistrados, dentro de la escala penal factible, que el escribano no tenía antecedentes penales y que reconoció su culpabilidad en el juicio, aunque echaron por tierra todas las versiones que aportó con intenciones de mejorar su situación.

DATO CLAVE DE LA SENTENCIA

Primer Plano Online reproduce a continuación un párrafo clave del fallo con el cual los jueces desacreditaron los dichos de Baladía como estrategia de defensa. Dice lo siguiente:

“No se puede soslayar, como la experiencia y el sentido común indican, que una persona que, con motivo de haber sufrido una agresión ilegítima dentro de su domicilio termina matando a otra, lo primero que hace es dar aviso a las autoridades a fin de poner rápidamente en conocimiento lo sucedido, pero no como en este caso descuartizar a su oponente, acondicionar sus restos en una valija, limpiar puntillosamente la escena y descartar los restos en un río ubicado a más de 50 kilómetros del lugar de los hechos. Mucho más una persona como Baladía, de profesión escribano, quien durante prácticamente una hora se encargó de contarnos su alto nivel socio – cultural”.

El tribunal valoró además como agravantes para arribar al monto de la pena la extensión del daño causado, con fundamento en lo que debe haber representado para la familia de Pereyra, compuesta por su pareja y 4 hijos menores, que de un momento para el otro se quedaron sin padre y recibieron el cuerpo desmembrado; la relación de confianza entre ambos (Baladía y la víctima), que fue aprovechada por el asesino para cometer el crimen; y el comportamiento posterior de Baladía al desmembrar el cuerpo sin vida de Pereyra.

Por eso, tanto los familiares del jardinero como los abogados querellantes se manifestaron “conformes” con el resultado del juicio según consignaron ante la consulta de Primer Plano Online.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img