13 C
Buenos Aires
viernes, julio 19, 2024
spot_img

Cayó en Tres de Febrero sospechoso por el crimen de la víctima equivocada en Morón

Lo detuvo personal del Comando de Patrullas en medio de un procedimiento preventivo. Viajaba en un auto junto a dos cómplices e intentó escapar, pero fue reducido y puesto a disposición de la justicia. Es el principal apuntado por haberle disparado a un joven que circulaba en moto con su tío: la inquietante hipótesis en torno al hecho.

Cayó en Ciudadela el principal sospechoso de un crimen en Morón. Jalil Jaimes, de 21 años, tenía pedido de captura activo desde el 7 de marzo pasado acusado de ser quien le disparó a un joven que circulaba en moto con su tío por la intersección de Luis María Campos y Arenales, balas que causaron la muerte en el acto de Ángel David Zerdá (27) e hirieron de gravedad a su tío, Raúl Demicheli (42).

Desde que el hecho ocurrió, la principal hipótesis es que se trató de un ajuste de cuentas vinculado a temas de narcomenudeo y que el destinatario de las balas no era quien finalmente falleció. Algo así como la víctima equivocada. Incluso el Peugeot 2008 (foto) desde el cual le gatillaron fue secuestrado por la justicia en San Martín, pero el sindicado como autor seguía prófugo.

Zerdá y su tío viajaban en moto y les gatillaron un arma en movimiento. El muchacho fallecido recibió un balazo en el tórax y murió antes de ser asistido por la ambulancia del SAME que se presentó en el lugar, mientras que su acompañante padeció un tiro en el gemelo de la pierna izquierda. “Pasó un auto cerca de ellos y disparó contra sus humanidades para luego darse a la fuga de inmediato, sin mediar palabras y sin frenar siquiera. No hubo robo”, había precisado en ese entonces una fuente de la investigación.

Un dato al menos curioso que surgió de la pesquisa: la titularidad del vehículo pertenece a una adolescente de 16 años, que en principio no está vinculada al crimen. Luego de ese allanamiento en donde incautaron el auto el sospechoso se fugó y nunca más supieron de él pese a que tenía inserto en el sistema la respectiva orden de detención.

¿Cómo cayó Jaimes? Como varios de los prófugos en la Argentina: casi de casualidad. Es que un móvil del Comando de Patrullas de Tres de Febrero que realizaba tareas preventivas del delito observó a un auto Nissan modelo Versa con vidrios polarizados y los oficiales a cargo decidieron identificar a sus ocupantes, que eran tres en total. Los sujetos, lejos de frenar, aceleraron para escapar. Ese rodado luego se confirmó que había sido robado en la provincia de Salta.

Tras una persecución de varias cuadras, y tras ser embestido ese vehículo por cruzar en rojo el semáforo de Besares e Hipólito Yrigoyen, en Ciudadela, finalmente fueron detenidos los tres sospechosos a pocos metros de allí, tras abandonar el rodado e intentar continuar su huida a pie. El primero de los aprehendidos fue Jaimes, quien tenía colocado un chaleco antibalas entre su vestimenta.

Uno de los cómplices que viajaba con él también quedó detenido. Se trata de Lucas Magno (22), a quien le incautaron un arma calibre .9 milímetros con un proyectil en la recámara, un cargador colocado con 12 proyectiles intactos, martillada, un segundo cargador con 18 proyectiles intactos del mismo calibre y también un chaleco de la Policía bonaerense. Evidentemente no iban al cine.

Jalil está acusado del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, tentativa de homicidio (por el tío de Zerdá) y es investigado, asimismo, por tenencia y comercialización de estupefacientes, por lo que la causa, si bien comenzó a ser instruida en la Fiscalía Nº 3 de Morón ahora tramita en la Nº 9. Al ser indagado por las autoridades se negó a declarar y quedó formalmente detenido, a disposición del juez Gustavo Robles, del Juzgado de Garantías Nº 3 de Morón.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img