11.3 C
Buenos Aires
martes, julio 23, 2024
spot_img

Aberrante: se escondió en el gimnasio en el que trabajaba su ex y la golpeó hasta desmayarla

La víctima sufrió fractura de maxilar inferior y contusiones múltiples. Logró escapar a las pocas horas en un descuido, pedir ayuda y radicar la denuncia de rigor. La Policía lo detuvo luego de seguirlo por varios días: había viajado a Salta, su provincia natal, y regresó a Buenos Aires. La gravísima calificación que le imputan.

Un violento que agredió salvajemente a su expareja y que quedó filmado por las cámaras de seguridad del gimnasio en el que ella trabaja fue detenido en las últimas horas tras permanecer prófugo de la justicia por algunas semanas.

El hecho ocurrió en Pilar y en el lugar de empleo de la víctima, de 40 años, quien mantenía una relación sentimental con el imputado que intentaba cortar “debido a los recurrentes hechos de violencia que padecía”, precisaron fuentes de la investigación.

“Durante su relación había sufrido otros hechos de violencia que nunca había denunciado y por ese motivo decidió separase, pero como no se animaba a decírselo a su pareja por temor a su reacción, le refirió que iba a irse unos días a cuidar a una amiga que se hallaba enferma”, agregaron los voceros.

Lo cierto es que su novio, al notar que ella no volvía al domicilio que compartían en el mencionado distrito, la sorprendió en el gimnasio y la agredió salvajemente. “No detuvo su golpiza a pesar de que la víctima se hallaba inconsciente sin posibilidad alguna de defenderse”, detallaron las fuentes consultadas.

Tal como se observa en las imágenes, la arrastró por el salón y, detrás de una columna, le bajo los pantalones y la golpeó en su zona genital. Posteriormente la encerró en el baño y, al rato, la cámara capta el momento en que ambos se retiran caminando, ella “con gran dificultad”. El sujeto la llevó en un auto de traslado tipo remis hasta la casa de la pareja.

La mujer aprovechó un descuido del acusado, pudo escaparse hacia el domicilio de una persona de confianza y, a la mañana siguiente, se hizo presente en la comisaría de la mujer de Capilla del Señor, donde radicó la denuncia y finalmente quedo internada varios días con custodia policial en el nosocomio local por padecer fractura de maxilar inferior y contusiones múltiples.

Ese fue el inicio de la investigación, que recayó en manos del fiscal Juan Manuel Esperante, quien inmediatamente solicitó la detención del imputado y el allanamiento del domicilio en que vivía junto a ella. Pero no lo encontraron: se había fugado dejando sus pertenencias allí, quizá con intenciones de regresar en el corto plazo.

Lo cierto es que la pesquisa determinó que había viajado a Salta, provincia de la que es oriundo, pero a los pocos días otra vez la antena de su celular impactaba nuevamente en Buenos Aires. Y todas sus comunicaciones impactaban en Pilar, concretamente en el barrio Fátima.

Fruto de una minuciosa labor investigativa, finalmente los detectives determinaron en dónde se encontraba y lograron su detención, en un trabajo conjunto entre el Departamento de Inteligencia contra el Crimen Organizado de la Policía Federal y personal de la comisaría de Parada de Robles de la Policía bonaerense.

Se estaba alojando en una vivienda con varios cuartos de alquiler, pero fue hallado en la vía pública. Al momento de su arresto no tenía DNI, con lo cual aportó una identidad falsa, pero rápidamente fue descubierta su mentira. La imagen que la víctima tenía en su billetera fue conteste con su fisonomía.

El acusado quedó imputado formalmente del delito de homicidio calificado por su comisión con alevosía por parte de una persona con la cual mantuvo una relación de pareja y mediando violencia de género en grado de tentativa. Varios años de prisión le esperan por delante.

Lo más visto

Artículos destacados

¿Lo leíste?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img